Cómo decorar con acierto el salón: Los consejos de nuestras estilistas

Las estilistas de Micasa nos revelan los trucos que utilizan para lograr esos ambientes tan bien decorados. Descubre las claves para conseguir un salón de revista.

image
1 de 12
Ordenar el espacio

La clave para componer un ambiente radica en lograr que el espacio quede proporcionado en medidas y volúmenes. En cuanto a las medidas, significa que los muebles, una vez colocados, mantengan un equilibrio en alturas y anchos. La proporción entre volúmenes consiste en crear simetrías: agrupar las piezas principales por parejas o tríos para lograr orden visual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Agudiza el ingenio

A veces, os resulta soprendente la forma en que sacamos partido a un mueble. Cuando se encuentra una pieza versátil -lo que, traducido, significa que tiene más de un uso- hay que explotar todas sus posibilidades. Porque la decoración es un juego de equilibrio entre estética y sentido práctico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Centros con flores

Tener mano con las flores también es cuestión de truco. Es más fácil hacer un arreglo floral en un jarrón de boca estrecha, que requiere menos flores y las sujeta mejor, que en uno de boca ancha, en el que los tallos se doblan. Las calas son decorativas, duraderas y con un precio razonable: colócalas en tres alturas y altérnalas con hojas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Ten una visión global

En estilismo, la decoración de un ambiente se planifica como un todo. Cada mueble es una pieza de un puzle que tiene asignado su lugar. En esa visión global también incluimos zonas sin muebles que permitan circular por la habitación libremente. Y respetamos la regla de oro: una entrada de luz natural nunca se obstaculiza con un mueble alto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Atención con las lámparas de mesa

Una lámpara de mesa representa un punto de atención focal importante. Cuando, antes de disparar miramos por el visor de la cámara de fotos para ver cómo quedará la imagen, nos fijamos en tres aspectos: que la lámpara y la mesa sobre la que se sitúa sean proporcionadas; que la pantalla no esté torcida, y que ningún adorno oculte parte del pie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Rincones con encanto

Vivimos rodeados de pequeños tesoros ignorados. La maleta de la abuela, esa jaula que nos sedujo en el mercadillo a pesar de no tener pájaro... Con ellos se puede crear un rincón lleno de magia. Sólo hay que activar esa sensibilidad que late en nuestro subconsciente para apreciar las posibilidades decorativas que tienen los objetos que, inexplicablemente, rehusamos tirar. Si los colocas con gracia, se convertirán en los protagonistas del rincón más admirado de tu casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Los cojines: siempre, en una composición

En estilismo, los cojines no se colocan al azar, sino que se agrupan para crear distintos puntos focales. Primero experimentamos con formas y tamaños hasta dar con composiciones -en línea o en escalera asimétrica- que compensen el volumen del asiento sobre el que irán colocados. Después, trabajamos el color, con coordinados tonales matizados por cojines lisos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Adornos: menos es más

Atrezzar, en nuestra jerga, significa colocar esos detalles -jarrones, cajas...- que dan la impresión de un ambiente cuidado. Pero somos muy selectivas. En un mueble atiborrado de objetos no se aprecia ninguno. Por eso sólo elegimos piezas bonitas que armonicen entre sí por color y estilo. Nuestra máxima es: ante la duda, quita adornos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Cómo mezclar varios estilos

Combinar muebles clásicos y modernos es un arte difícil, pero el resultado es espectacular. Para evitar que el efecto sea demasiado dramático, nosotras elegimos como pieza clásica un asiento, y lo renovamos con una tapicería moderna que suaviza el contraste con muebles actuales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Los principios cromáticos

Vivimos en el país del sol. ¿Por qué no reflejar dentro de casa esa riqueza de tonos que nos rodea? No hay nada más aburrido que un ambiente plano en el color. Nuestros fundamentos cromáticos parten de un tono neutro. Éste actúa como base y suaviza esos elementos en colores intensos que añadimos para dinamizar la decoración.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Una idea sencilla

Hace años, casi nadie prestaba atención al valor de las paredes. Sin embargo, gracias al esfuerzo de pioneros que apostaron por propuestas arriesgadas, hoy ya nos planteamos qué hacer para no dejar una pared desnuda. Si no dispones de un gran presupuesto, fija un par de baldas. Sobre ellas, coloca jarrones, cuadros y fotos. Pero de quita y pon, para actualizarlos cuando te apetezca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Criterios para elegir las telas sin arrepentirse

También las estilistas nos aturdimos ante ese universo de diseños y colores que nos asalta en las tiendas de telas. Por eso, desplegamos tácticas para no fallar. Únicamente empleamos modelos llamativos en piezas pequeñas, como los cojines. ¿Que te cansas de ellos? Los sustituyes por otros sin grandes gastos. Para acertar con el color, alterna sólo dos tonos que armonicen entre sí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones