Aprovecha bien el salon

Para sacar el mejor provecho al salón, la clave consiste en mantener el equilibrio entre la estética y la necesidad de organizar libros, facturas, revistas...

image
1 de 6
La librería

Un modelo de pared a pared tiene una gran capacidad de almacén y, además, permite integrar elementos poco atractivos, como puede ser un pilar o el radiador.
Librería de venta en Balda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Mesas nido

Al ser pequeñas, facilitan la libre circulación entre los muebles; por eso, cada vez se utilizan más como mesas de centro. Los diseños con estante permiten guardar revistas o una mantita. Mesas, de Aldaba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
La trasera del sofá

Si no se adosa a la pared, la trasera del sofá resulta poco atractiva. Se puede ocultar con una librería baja que libere espacio y que también sirva como consola o como mesa auxiliar. De Providencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Colchonetas

Son una solución excelente como asientos extras, pero pueden llegar a ser un estorbo cuando no se usan. A menos que se guarden en una mesa auxiliar que tenga repisa inferior, como ésta, de Kifil.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Con cajones

Un cúmulo de objetos diminutos —facturas, bolis, llaves…— pueden arruinar el salón. Tenlos a raya en la librería, dentro de cajones o cestas. Si te falta espacio, colócala detrás del sofá. Librería, de Oficios de Ayer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
IDEA +

La simetría siempre transmite sensación de orden. Una librería que tenga un diseño geométrico organiza el espacio visualmente. Es importante clasificar lo que queremos almacenar en cada uno de sus estantes —revistas, libros, objetos decorativos… — y alternar el contenido para lograr una composición equilibrada de materiales y volúmenes. El modelo Kubo, de Fly, mide 1,22 x 0,35 x 1,62 m y sus estantes se pueden completar con cestas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones