Soluciones para colgar los cuadros en el salón

Si tienes cuadros de formas y volúmenes diferentes, no te pierdas nuestras sugerencias para lograr una composición equilibrada en el salón. Además, te contamos cómo enmarcarlos de forma original, y novedosos sistemas para fijarlos en la pared sin colgarlos de la clásica escarpia.

image
1 de 12
Cuadros simétricos

Para colecciones de grabados o cuadros del mismo formato, lo más recomendable son las composiciones simétricas; pues aportan sensación de equilibrio y orden al ambiente. Cuadros de Nacho Ruiz en La Nave del Arte. Sofá de La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Colgar de un raíl

Con este sistema no tendrás que agujerear la pared. El raíl se fija debajo de la moldura que oculta la unión entre el techo y la pared, y de él cuelgan varios hilos de nailon en los que puedes colgar uno o más cuadros. Raíl de 1,5 m y tres hilos en tiendas de enmarcación. Cuadros en Adorna.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Sobre una balda

¿Te gusta cambiar los cuadros con frecuencia? Opta por una balda con poco fondo y sitúala sobre el sofá. En ella podrás colocar cuadros apoyados en la pared, y modificarlos sin plantearte una composición nueva con cada cambio de decoración. Balda Strippa de Ikea; en 79 x 10 cm. Los cuadros son de la Galería Peironcely.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Con varillas

Haz en tu salón una exposición artística con el sistema que se utiliza en las galerías: un raíl fijo a la pared del que salen varillas; los cuadros se cuelgan de ellas a la altura deseada. Raíl de 1,5 m y varilla de 80 cm en Ferretería Ortiz. Cuadros, de Ikea, Fann y Galería Peironcely. Lámpara, de La Oca. Plaid, de Antennae.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Alineados

Coloca dos cuadros rectangulares y de poca altura uno sobre el otro para mantener un volumen equilibrado respecto al sofá. No es necesario que las obras formen parte de una serie, sino que tengan proporciones similares. Cuadros dee Antón Patiño en Esfera del Arte. La mesa es de Abaka. Mesita Lack, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Tamaños dispares

No renuncies a decorar el salón con dos obras de tamaño y forma diferente. El truco consiste en situar debajo la mayor, para que soporte visualmente el peso de la pequeña, y alinearlas por uno de sus extremos. Cuadros: con letras en Brocart y con flor en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Horizontal

¿Tienes cuadros verticales y apaisados? Cuelga los alargados en el centro y sitúa en cada extremo una obra vertical para que la composición quede cerrada visualmente. Cuadros: apaisados de Titi Pedroche y verticales, todo en Brocart. Lámpara de techo Boule, de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Cuadros irregulares

Exhibe varias obras pequeñas formando una composición geométrica sobre el sofá. Cuadros: vertical, de T. Pedroche en La Nave del Arte; cuadrado en Ikea); pequeños, de Hortensia Núñez-Ladeneze, en Galería Peironcely. Manta Rothko en La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Con paspartú

Si la obra o foto que quieres enmarcar es de pequeño formato, dale protagonismo con un gran paspartú. Elígelo de un color neutro, para no restarle importancia al original. Cuanto más grueso sea el paspartú, más sensación de relieve lograrás. Cuadro enmarcado en la tienda Brocart.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Con metacrilato

Si quieres lucir láminas que están dedicadas por detrás o tarjetas decoradas por ambos lados, colócalas entre dos planchas finas de metacrilato. Como este material no se rompe con tanta facilidad como el cristal, es ideal para decorar el cuarto de los niños. Obras, de Jaime Zóbel. Enmarcación en Adorna.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Con cristal

En ambientes pequeños, opta por una enmarcación que no recargue el espacio. Sustituye el fondo y el paspartú por dos láminas de cristal: el motivo parecerá flotar dentro del marco. Si la obra es muy delicada, evita que la luz solar la dañe eligiendo cristales que incorporen protectores de rayos UVA. Cuadro enmarcado en Brocart.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Marco tipo caja

Con este estilo de marcos, que tiene más fondo que los habituales, la obra multiplica su importancia al estar expuesta en una pequeña vitrina. Dada su profundidad, es perfecto para obras originales, donde se quiera resaltar el relieve o las irregularidades del papel. Lámina y enmarcación de Fann.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa