Mantener el orden en el salón

La experiencia nos dice que no resulta fácil mantener bien organizada la estancia más utilizada de la casa, el salón. Con estos ejemplos nos hemos propuestos mostraros soluciones sencillas, pero eficaces, para lograrlo.

image
1 de 10
En espacios difíciles

No des por perdido ningún rincón, por pequeño o difícil que sea. Mira cómo en esta zona de estar se aprovecharon los laterales de la chimenea para realizar unas baldas de obra, y el espacio bajo la escalera, para colocar una estantería exenta. Estantería de melamina blanca, en 1,06 x 0,32 x 1,06 m, similar en los almacenes Leroy Merlín (57,95 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Rincón de trabajo

Son muchas las casas en las que la zona de estudio se encuentra en un rincón del salón. En este caso, la mesa de comedor también hace las veces de escritorio. Para tener a mano todo lo necesario, se aprovechó la pared en la que se apoya y se instalaron tres baldas corridas con libros, discos y películas. Para que aguantaran más peso, se colocaron escuadras y se reforzaron con un soporte metálico. Se eligieron blancas, a juego con el resto del mobiliario, lo que acentúa la sensación de orden. Baldas Lack de Ikea, en 1,10 x 0,5 x 0,26 m (9,99 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
En torno a la escalera

Una estantería para libros no necesita más de 25-30 cm de fondo dependiendo del tamaño de éstos. Por eso, aquí fue posible aprovechar toda la pared de la escalera para crear una gran librería con baldas de madera de distinto largo. Se trata de una idea de Sofía Pernas y Micaela Neira.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Conjunto modular

Las composiciones de este tipo resultan muy prácticas, porque se pueden ir añadiendo o modificando elementos según necesidades. En este salón se ocupó toda una pared con estanterías y prácticos módulos con puertas. Composición de roble teñido en negro, en 2,29 x 0,41 x 2,51 m,de Bo Concept (3.440 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Composición a juego

Una opción funcional y muy utilizada en salones es ocupar todo un frente con una composición de muebles altos y bajos que permiten organizar la zona de televisión, un pequeño mueble-bar, etc. Aquí se eligieron en blanco y negro, una combinación que es tendencia. Pertenecen al modelo Metro, de la firma Banak Casual: aparador, en 1,52 x 0,40 x 1,02 m (976 €); mueble bajo, en 1,60 x 0,50 x 0,48 m (491 €) y vitrinas, en 75 x 35 x 32 cm (299 € cada una).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Aparador de gran tamaño

Adosa a una de las paredes del salón un auxiliar con cajones. No sólo ganarás un preciado espacio de almacenaje para guardar mantelerías, menaje, etc..., sino que tendrás una práctica superficie extra de apoyo. Aparador del programa Ray, de la firma Kibuk. En nogal y con unas medidas de 2 x 0,47 x 0,83 m (1.022 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Entre dos ambientes

Coloca una estantería alta entre la zona de estar y el salón. No sólo ganarás un espacio para libros y otros objetos, sino que independizarás los dos ambientes. Si la eliges sin trasera, resultará muy decorativa tanto desde un lado como desde el otro. Estantería de roble, de La Oca, en 1,04 x 0,30 x 2,190 m (1.236 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Junto al comedor

La pared que preside la mesa de comedor se reservó como zona de almacenaje. En la parte superior, tres estantes a modo de librería; y en la inferior, un aparador con puertas donde se guarda el servicio de mesa. Además, se incluyó una columna para CD. Aparador, en 1,50 x 0,57 x 0,78 m, (940 €); estantes (desde 65 € c/u según tamaño). Torre para discos, en 25 x 14 x 65 cm (60 €). Muebles similares, en Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
En una esquina

Para aprovechar este rincón se encargó una estantería a medida de suelo a techo. La zona inferior se ocupó toda con armarios; la superior, con estantes volados en un lado, mientras que el otro, se cerró también con una puerta; así se puede guardar la cristalería a salvo del polvo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Adosado a la pared

Los aparadores son perfectos para tener a mano menaje, manteles y cuberterías. El de la foto se adosó a la pared, junto a la zona de comedor, y a pesar de no ser excesivamente grande, 1,65 x 0,48 x 0,90 m, tiene una gran capacidad de almacenaje pues dispone de cajones de varios tamaños, puertas a los lados y un espacio central con estantes para revistas, cajas etc... Se trata del aparador Stornäs, de Ikea (299 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa