Un salón de estilo rústico

El color salmón es un fondo ideal para destacar muebles de madera decapada. Combínalos en el salón con fibras y motivos florales.

image
1 de 8
El color de la pared

Para ambientes con un delicado estilo rústico, opta por un suave y envolvente tono salmón. Además, este color absorbe los rayos solares y ayuda a mantener una temperatura agradable en la habitación. Combínalo con muebles decapados en blanco y tapicerías crudas. Sofás: en primer término, de Bo Concept y al fondo en Maison Decor, sin tela. Cestos, Agen de Ikea. Vitrina, de Icíar de la Concha. Lámpara de mesa, de Años Luz. Jarrón de Sia.
Precios diciembre 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Los muebles

Además de piezas antiguas o de aspecto envejecido, puedes optar por los decapados en tonos suaves, como blancos, grises, verdes o azules —el que mejor combine con el color de las paredes—. Añade detalles en fibras vegetales. Silla en Tendence. Mesa de madera en Icíar de la Concha. Flores, de Sia y Los Peñotes.
Precios diciembre 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Los estampados

Los motivos florales en tonos rosas y verdes sobre fondo claro son perfectos para crear ambientes delicados y románticos, y están especialmente indicados para viviendas de campo. Plaid y almohadón bordado, ambos de Icíar de la Concha. Cojín estampado en Maison Decor.
Precios diciembre 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
El estor

Matiza la intensidad de la luz con un estor de fibra vegetal o madera; cualquiera de estas dos opciones, además de ser ideales para decoraciones campestres, son una solución perfecta para combatir el calor veraniego. Estor enrollable, de hoja de banano en Nueva Cestería Felipe Mulas.
Precios diciembre 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Vitrina

Para integrarla, en un ambiente rústico, sustituye las puertas por otras con frentes de rejilla de gallinero. Ten en cuenta que deberás mantener el interior en perfecto orden. Vajilla Arvidill, de Ikea. Caja de madera, de Antaño Antigüedades.
Precios diciembre 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Complementos

Nada más apropiado para una casa de campo que convertir antiguas herramientas de labranza y objetos de cerámica artesanal en elementos decorativos. No estaría nada mal que, además, pudieras darles algún uso, como hacer de un par de rastrillos improvisados percheros. Rastrillos y ánforas, de Antaño Antigüedades. Cesto de fibra en Main Outlet.
Precios diciembre 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Detalles

Si tienes una antigua cantarera, no la tires: recíclala y utilízala como mesa auxiliar. En este caso, en los huecos que estaban reservados a los cántaros se metieron un par de cestos de fibra con popurrís de pétalos de flores para dar un agradable aroma a la estancia. Cantarera, de Antaño Antigüedades. Cestas y popurrís, de Ikea.
Precios diciembre 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Un baúl

¿Quieres ganar zonas de almacén? Sustituye la mesa de centro por uno o dos baúles. Te resultarán muy prácticos para almacenar revistas o alguna mantita que te abrigue en las noches más frescas. Manta, de Meridiana. Cojín tapizado en capitoné en Icíar de la Concha.
Precios diciembre 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones