Ideas para sofás en esquina

Las últimas tendencias apuestan por los sofás en esquina para ahorrar espacio sin perder asientos.

image
1 de 9
De respaldo bajo

En casos de salones reducidos conviene optar por un modelo tapizado en blanco, que no oscurezca el ambiente, y de respaldo bajo, que visualmente parece que ocupa menos. Sofá Karma, de La Oca (desde 2.050 €). El sofá mide 2,07 x 0,98 x 0,75 m y la chaise-longue, 2,06 x 0,98 x 0,75 m.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Simétrico

Los rinconeros de grandes dimensiones son una excelente propuesta en espacios amplios. Coloca pufs y una mesa de centro de gran tamaño, a la que puedas llegar desde todos los puntos del sofá. Modelo Minotti, de Greek.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
En dos tonos

Una propuesta decorativa y vanguardista: optar por los cambios de color, blanco y rojo para la pared, y dos tonos de gris para el sofá de esquina (1.600 € en Novodos).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Enfrentado

Puede que un sofá con chaise-longue no sea suficiente; entonces, la solución está en colocar un segundo modelo enfrentado, siempre que la planta del salón sea cuadrada y quede espacio libre para circular. Ten en cuenta que también debe quedar sitio para una mesa de centro. Consíguelo con un modelo con chaise-longue que no se prolongue en exceso, como éste de Lienzo de los Gazules (949 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Blanco y madera

Nada más agradable que decorar un ambiente en blanco y madera, la calidez y la luminosidad están garantizadas. En este espacio se apostó por un elegante rinconero tapizado en piel blanca, de Divano’s (1.502,53 € aprox.) y un sofá de dos plazas tapizado en ante. Una mesa de centro y unas persianas venecianas, también de madera, y tres pufs de fibra completan la zona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Tapicería neutra

Para este salón se eligió una mesa de centro en madera de roble, un aparador acabado en wengué y una butaca tapizada en cuero negro. Dada la mezcla de acabados, lo mejor fue optar por un sofá en un color neutro, en este caso gris claro, que se integra a la perfección en el ambiente. Sofá modular modelo Duo, de la firma Sancal (a partir de 1.275 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Asiento capitoné

Delante de unos grandes ventanales es preferible colocar un sofá de poca altura, que no entorpezca la entrada de luz. En este caso, al contar con dos ventanas en ángulo, fue un acierto elegir un sofá de esquina como asiento principal. Se completó con una original butaca de color rojo y una mesa de centro pequeña y discreta. Sofá con asiento de capitoné, de venta en Muebles Recorio (1.227 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
En un color atrevido

El diseño del sofá es muy importante a la hora de ubicarlo, pero también la elección de la tapicería. Por este motivo, hay que tener mucho cuidado con los estampados intensos, y más aún, si se trata de un sofá de grandes dimensiones en esquina. Para los que buscan resaltarlo, una buena opción en una tela lisa pero en un tono intenso, siempre y cuando se apueste por los neutros en los demás muebles. Sofá tapizado en rojo, de la firma BD.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Estilo tradicional

La ventaja de los sofás de líneas rectas y de aire tradicional es que no pasan de moda y se pueden adaptar a un cambio radical en la decoración si decides variarla. Este sofá de esquina, tapizado en color café con leche, es un buen ejemplo; se podría integrar muy bien en un ambiente de estilo clásico, en uno de aire rústico campestre o, como en este caso, en un salón actual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones