Una butaca para cada estilo

La butaca que elijas para el salón debe tener asiento y respaldo firmes. Acertarás con un diseño impecable que no te obligue a renunciar a la comodidad.

image
Enmarcado en acero

Un sillón elegante que destaca por la profundidad de su asiento y la base tubular que lo rodea. Modelo Frank, de la firma Natuzzi, tapizado en piel; mide 90 x 96 x 82 cm.

1 de 10
En acero tubular

Los brazos tubulares, no tapizados, consiguen una butaca con menos peso visual; es ideal para no agobiar el espacio en salones pequeños. Butaca Moon, de Perobell; mide 71 x 85 x 70 cm; con el mismo diseño se realizan sofás con 1,26; 1,71 y 2,26 m de ancho.

2 de 10
Giratoria y muy actual

Pon un toque de modernidad al salón con una butaca que queda suspendida sobre una pata tubular. Este modelo, además, es giratorio. Butaca Ártica, de la firma Sancal, con tapicería desenfundable; tiene unas medidas de 67 x 67 x 78 cm.

3 de 10
Diseño impecable

Déjate seducir por este diseño elegante, de corte limpio y rectilíneo. Se convertirá en protagonista de la decoración por su estilo impecable y proporciones. Butaca modelo Axis, de la firma Joquer, con tapicería desenfundable; mide 0,94 x 0,83 x 1,12 m.

4 de 10
Con tapicería estampada

Las tapicerías con flores o motivos abstractos de gran tamaño resultan espectaculares. Modelo Chicago, realizado a mano en roble americano; está tapizada con 5,50 m de tela Acapulco, en algodón o con mezcla de lino; ambos, de Gastón y Daniela.

5 de 10
Cómoda y de capricho

Irresistible por su comodidad y diseño, la chaise-longue Zeta, de Natuzzi, adopta tres posiciones gracias a su respaldo reclinable; mide 1,62 x 0,83 x 0,96 m; en piel.

6 de 10
Contraste de colores

Si colocas dos butacas iguales en el salón, destacarán más al tapizarlas con telas que contrasten. Butacas Brasil, tapizadas con 4,75 m de algodón en tono crudo y fresa. Son de KA International.

7 de 10
De estructura clásica

Refuerza el estilo clásico de una butaca con una tapicería aterciopelada. Modelo Osborne, de Laura Ashley, con patas en roble o madera oscura; mide 79 x 80 x 79 cm.

8 de 10
Brazos que arropan

En una butaca con los brazos tan altos como el respaldo, te sentirás arropada. Sillón Lithos, de Leroa, desenfundable; mide 74 x 95 x 76 cm.

9 de 10
Con brazos de madera

Sus brazos y patas quedan a la vista y se realizan en una sola pieza. Además, su forma ascendente y el contraste con la tapicería blanca la convierten en una butaca llamativa. Modelo Nómada, de Sancal; mide 51 x 50 x 67 cm.

10 de 10
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Sillas