12 mesas de centro para todos los gustos y estilos

Las mesas de centro tradicionales han dado paso a veladores, piezas recicladas y modelos con encanto. Son diseños originales que, en madera, hierro, cristal o laca, acaparan todas las miradas.

image
Hearst
1 de 12
Mesas de diseño diferente

Mesas de diseño diferente tienen en común el sobre circular. La de varillas negras de El Corte Inglés y la de acabado óxido de Shibbi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Gemelas: mayor y pequeña

Una tendencia es colocar una pareja de mesas de diseño similar, aunque con un tamaño ligeramente diferente.

El objetivo es reproducir una mesa casi idéntica en su estructura, pero a escala media y mini. Ten en cuenta que las mesas estampadas destacan mejor sobre un sofá con tapicería lisa. Las de la imagen están decoradas con motivos nórdicos en tonos azules y rojos, los mismos colores que vemos en los cojines, de estampados geométricos. Juego de mesas de melamina (159 € aprox.). De La Redoute Interieurs.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Se llevan las transparencias

Las mesas nido, que se encajan una debajo de la otra para ocupar menos espacio, son idóneas en ambientes reducidos. Las elaboradas con materiales transparentes permiten ver a través de ellas, lo que potencia la sensación de ligereza. Es lo que sucede en este caso: si no fuera por sus perfiles, que dibujan una U invertida, las mesas apenas se percibirían. El contraste entre su diseño actual y los asientos clásicos -la butaca y el sofá chéster, ambos blancos- resulta muy atractivo. Mesas nido Lang (214,99 €/2). En Kenay Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Para encajar en el sofá

Se trata de mesas con un solo lateral, lo que permite acercarlas y meter su base debajo del asiento para comer o trabajar en el salón. Mide el espacio que queda entre el suelo y el sofá, para asegurarte de que el modelo que elijas cabrá debajo de él. La llamativa forma de este tipo de mesas permite ubicarlas de forma diferente y jugar con el resultado final: separadas, unidas por el lateral, alineadas, enfrentadas... Encontrarás modelos adaptables al sofá en www.amazon.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Recicla y triunfarás

Todo amante de la decoración sabe apreciar la belleza de una pieza antigua en desuso. La hoja de una puerta, una maleta con historia, aquel viejo trillo de campo... Cualquier elemento con encanto se puede transformar en un diseño único. Para convertirlo en mesa solo necesitas añadirle cuatro ruedas y cubrirlo con un cristal que permita apreciar su belleza; encarga uno con esquinas redondeadas y cantos matados, para evitar cortes. Como el que utilizó Bonba Studio al elaborar esta mesa a partir de un radiador antiguo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Con patas articuladas graduables

Algunos modelos se elevan y alcanzan la altura adecuada para comer en ellos. En casas con problemas de espacio, es la solución idónea para disponer de un comedor en la zona de estar con solo una mesa. Y, en ambientes amplios, una forma de picar algo ante el televisor con toda comodidad. En la imagen, mesa Subeybaja, de la firma Santa & Cole, con sobre de 1 metro de diámetro y patas articuladas graduables a siete alturas. Diseñada por Robert Heritage y Roger Webb en 1979, está disponible en roble natural y roble negro (desde 890 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
De forma rectangular

Hasta hace poco, era la única opción para las mesas de centro. Hoy continúa vigente, con las matizaciones propias de cada tendencia: de madera clara o con la base de las patas lacadas en blanco para el estilo nórdico; con estructura de hierro e incluso ruedas para el diseño industrial; con patas cónicas para el vintage... A la hora de elegir una, calcula que unavez colocada, se deben ver al menos 30 cm del sofá por cada lado. Mesa Dual, en 110 x 55 x 40 cm (209 €). En Kenay Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Para la daybed

Algunos salones incluyen en la zona de estar una chaise longue independiente o cama de día. En estos casos, una mesa redonda con un diámetro mediano, compensará la composición. Este modelo tiene las patas de hierro lacadas en gris, a tono con la tapicería de la daybed. Con sobre de madera, mide 50 x 40 cm (195 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Con espacio de almacén

La mantita del sofá, revistas, las madejas de lana para hacer punto... Una mesa de centro que ofrezca espacio para guardar, ayuda a mantener despejado el salón. El modelo Kvistbro, de Ikea, tiene una estructura con varillas de acero lacado en blanco que se entrecruzan y forman una atractiva urdimbre. La tapa, que ejerce de sobre, se levanta con facilidad. Al dejar el contenido a la vista, es importante que lo que almacenes en su interior esté en buen estado y en orden. Sus medidas: 61 cm de diámetro x 42 cm de alto (49,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Un trío escalonado

Del mismo modo que existen parejas de mesas, se puede optar por tres piezas para decorar la zona de estar. El truco consiste en que compartan el mismo diseño, pero con diferente altura para que no recarguen visualmente el salón.

¿La mejor forma de ubicarlas? Dos de ellas solapadas y la tercera, por separado. Las mesas Graphik, de Maisons du Monde, tienen la misma estructura y el sobre en acabado madera, gris y negro, para dar dinamismo al ambiente. Miden 60 x 50 cm, 50 x 45 cm y 40 x 40 cm (99,99 €/conjunto).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Líneas triangulares

Desde que el diseño recuperó los iconos del estilo vintage, las mesas con forma de triángulo han recobrado su antigua importancia. A diferencia de los modelos minimalistas con esta misma forma geométrica, las esquinas de los diseños vintage se curvan para lograr ambientes amables. La mesa Marby, de madera maciza de nogal, tiene las patas unidas mediante travesaños que enfatizan su forma triangular; en 85 x 40 x 55 cm (275 €). Sofá Leeds (795 €). En El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Palés y cajas

El interés por el DIY los ha convertido en un material útil que se utiliza como estantes, revisteros... Aquí, la unión de cuatro cajas de fruta invertidas forman una original mesa de centro. Telas de la colección The Potting Room, de Sanderson: The Gardener, en la butaca (50,20 /m) y Everly, en el cojín de ramas (54,85 /m).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Mesas