Fundas prêt-à-porter para el sofá

Bonitas, prácticas y resistentes, las fundas ya confeccionadas son perfectas para renovar sofás y butacas del salón.

image
1 de 7
Clásica, en marfil

Un modelo liso en tono neutro siempre queda elegante, para animar el conjunto, complétalo con detalles en colores más vivos, como fucsia, cereza y naranja. Sofá, de la firma Lienzo de los Gazules, con funda en algodón (desde 1.160 €). Puf, lámpara de pie y cojines de lino, de venta en El Globo Muebles. Bandeja y decantadores, de Musgo. Cuadro, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
En pareja

Utiliza las fundas para casar muebles con tapizados diferentes; parecerá que siempre formaron conjunto; así pasa con este sillón y el reposapiés, pero también puedes hacerlo con el banco de pie de cama y la butaquita que tengas allí o igualar una silla juvenil con otra más clásica. Fundas Gronvik Multicolor, de Ikea, en algodón (69 y 35 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Para los cojines

No tienen por qué estar confeccionadas con tejidos tan resistentes como los de las fundas de un asiento, ya que no van a soportar el mismo desgaste. Casi cualquier tela sirve para los cojines, pero es mejor descartar aquellas con la trama muy abierta, como la muselina, o las de arruga fácil y rígidas, como el lino puro o la organza. Fundas, de Filocolore (desde 18 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Como un guante

Las fundas de rayas tienen que quedar impecables, ni holgadas, ni demasiado tensas. Los rayas deben estar rectas y las de los almohadones prolongarse con las del faldón. Sofá Padstow, de dos plazas, con medidas de 1,45-1,75 m x 0,96 x 0,89 m, con funda (desde 1.490 €); sólo funda (desde 790 €). De Laura Ashley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Ni una arruga

Un diseño con vivo es perfecto para marcar la silueta de los brazos de un sofá; este recurso también permite que los almohadones queden perfectos. Sofá modelo Bormujos, de Lienzo de los Gazules; vestido con un funda confeccionada con el algodón Jimena, que no encoge; disponible en dos y tres plazas (desde 1.160 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Talla única

Encarga una funda especial para tu butaca, si su diseño es algo diferente. Con este modelo, por ejemplo, una universal no queda bien, ya que los brazos son curvados y estrechos. De Gastón y Daniela: butaca Philadelphia, con tela Estocolmo (92,56 €/m). Baúl, de El Globo Muebles. Lámina, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Más elástica

Los tejidos que mezclan algodón y poliéster con algo de elastán destacan por su gran elasticidad. En este sofá, de Lienzo de los Gazules, se colocó una funda, de la firma Venca, con un 5% de esta fibra sintética; está compuesta por dos piezas, para la estructura y el asiento (desde 29,99 €). Cuadro, jarrón y lámpara, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Sofás