20 salones muy veraniegos

Frescos, luminosos y agradables, así son estos fantásticos salones que hemos encontrado en veinte casas de verano. Soñarás con tener uno igual.

image
Hearst
Un salón muy luminoso

Este privilegiado salón cuenta con abundante luz natural y los responsables son los grandes ventanales que enmarcan la estancia. Gracias a las plantas, los colores y los muebles de fibra vegetal, es un espacio cálido y agradable.

1 de 20
Un bonito salón campestre

El techo con viguería vista, pintado en blanco como las paredes, y el solado de terracota enmarcan una zona de estar que, aunque conserva la sencillez del estilo rústico, gana femineidad con cojines florales y pinceladas en rosas.

2 de 20
Un salón con muebles reciclados

La decoración destaca por su brillante sencillez. Con el blanco de base como único color presente en casi toda la vivienda, triunfan los muebles de madera reciclados o de fibras trenzadas. Llama la atención el sofá, realizado con un somier serrado y dos colchonetas, o la mesa de centro, que es en realidad un palé pintado.

3 de 20
Un salón protagonista

En el ventanal, que proporciona una extraordinaria luminosidad al salón, se proyectó una bancada de obra para disfrutar de las vistas y ampliar el número de asientos.

4 de 20
Un salón con vistas al mar

Una puerta acristalada es el único elemento que separa el interior de la casa de la dorada arena de la playa. Desde la zona de estar es fácil relajarse con las espectaculares vistas.

5 de 20
Un salón de piedra

La casa, que conserva los antiguos muros de piedra, se ha decorado con un estilo moderno en el que destaca el mobiliario de diseño depurado. Las alfombras aportan color y dinamismo.

6 de 20
Un salón de estilo mediterráneo

Este salón se dividió en varios ambientes, de tertulia, para el relax... Lo más original es la zona de estar donde podemos ver un gran sofá de obra.

7 de 20
Un salón alicantino

Vigas en el techo, paredes, puertas... El interior de la casa se pintó de un deslumbrante color blanco, que aporta luminosidad y frescor a la vivienda. Los detalles en fibra, sin duda, aportan calidez al ambiente.

8 de 20
Un salón con salida al exterior

Los propietarios de esta casa deseaban un amplio espacio de reunión que estuviera comunicado con el exterior. El resultado fue esta espectacular zona de estar, abierta por vanos, y que cuenta con comedor.

9 de 20
Un salón con vistas al jardín

Las puertas acristaladas que dan al jardín, la luz natural y las sugerentes vistas son claves en la decoración de este salón, decorado con una mezcla de elementos rústicos y contemporáneos.

10 de 20
Un salón abierto al mar

Este salón que parece sacado de una postal veraniega, cuenta con un gran sofá esquinero que preside la zona de estar como solución a la necesidad de contar con numerosos asientos sin entorpecer la salida hacia el porche.

11 de 20
Un salón a rayas

Esta zona de estar de estilo marinero optó por una decoración a rayas en blanco y azul, un clásico del verano y de las casas de playa. Lo mejor de esta vivienda es, sin duda, su espectacular terraza.

12 de 20
Un salón original

Luminoso, agradable y decorado con piezas llenas de carácter y color. Destacan algunas piezas étnicas en un fondo blanco que crea una importante sensación de amplitud.

13 de 20
Un salón con vistas espectaculares

Este salón mediterráneo tiene algo mágico que te atrae hasta tocar la pantalla, sus colores, su atmósfera, sus vistas...

14 de 20
Un salón en la costa

La zona de estar se orienta hacia los ventanales para disfrutar de las impresionantes vistas del exterior. La decoración, con tonos y materiales naturales, crea un espacio fresco y agradable para el verano.

15 de 20
Un salón ibicenco

La zona de estar destaca por su acertada sencillez gracias a una decoración basada en el blanco y la madera. El toque vintage lo ponen las sillas metálicas envejecidas.

16 de 20
Un salón luminoso y natural

Las paredes blancas y los grandes ventanales aumentan la sensación de amplitud en el salón, decorado en tonos claros y naturales.

17 de 20
Un salón con paso al jardín

En la zona de estar la distribución de los sofás y las mesas de centro, son clave para hacer más fluida la circulación en el interior y el paso hacia el patio. El salón es, ciertamente, de lo más agradable.

18 de 20
Un salón para desconectar

Los grandes ventanales dejan que la naturaleza se cuele al interior, un interior de color blanco decorado con piezas de madera.

19 de 20
Un salón con toques de color

El blanco más sereno y fresco transmite calma y sosiego a la zona de estar y la convierte en lugar predilecto para largos momentos. Sin embargo, los toques alegres de color aportan la alegría y calidez también necesarias.

20 de 20
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones