Cómo decorar mesas de centro

Si quieres decorar de una manera armoniosa la mesa de centro, aquí te damos la solución.

image
1 de 12
Siempre que puedas, coloca flores frescas sobre la mesa; son únicas para dar un toque de estilo a cualquier estancia.

Para proteger el sobre de la mesa o, simplemente, para decorarlo, una buena opción es colocar sobre ella varias bandejas iguales decoradas con menaje, cajas, plantas…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Los objetos y complementos de diseño sencillo realizados en cristal garantizan un estilo natural y contemporáneo.

Decorativo y práctico, así es el detalle que puedes ver en esta foto: los almohadones, que se utilizan como pufs, se han apilado bajo la mesa. Bandeja y vasos, de Urbana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Sencillez actual

Coloca sobre la mesa algunos de tus libros favoritos, un sencillo florero de cristal y una bandeja. Tazas y bandeja, de Habitat. Florero, de MDM. Cuaderno, de Meridiana. Libros, de venta en Afizonia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Ambiente romántico

Si la mesa es sencilla, concédele más protagonismo con un jarrón alto con vistosas flores naturales. Procura que sea de cristal, para que se integre visualmente en la decoración. Y si quieres crear una atmósfera romántica, no te olvides de las velas en tonos rosas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Ideas geniales

Las cajas te permiten reforzar la sensación de orden y ganar zonas de almacenaje. Si están forradas con telas a tono, además, se convertirán en elemento decorativo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Las frutas de temporada

Con frutas puedes realizar, e improvisar, un centro sencillo y personalizar la decoración de la mesa. Florero y centro, de Arqdeco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Riqueza de matices

Contrasta el material de la mesa con el de los complementos; con objetos de acero, cristal o cerámica enriquecerás el ambiente con diferentes matices. El resultado: una composición muy cosmopolita. Centros, de Antennae. Tazas y tetera, de Habitat. Bandejas, de Meridiana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Inspiración minimalista

Para modelos de líneas depuradas, lo más adecuado es seleccionar pocos detalles y de un solo color. Sobre una superficie oscura, el blanco aporta un toque elegante. Puedes jugar con los tamaños; coloca una bandeja o un cuenco grande y, a su lado, otros objetos de menor tamaño. Centro blanco, de Becara. Taza y cenicero, de Afizonia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Tonalidades equilibradas

Conseguirás crear una atmósfera más equilibrada, si combinas los colores de los complementos que coloques en la mesa de centro con los tonos predominantes en el salón. Pon flores en jarrones altos y elige diferentes modelos de velas de colores; además de ser muy decorativas, encendidas, crearán un ambiente muy agradable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Dos alturas

Cuando la mesa tiene dos sobres, el inferior suele convertirse en zona de almacén. Si prefieres una composición más decorativa, elige objetos planos, que no recarguen visualmente. Coloca arriba unas velas grandes y un florero de cristal, que anime la composición por su altura. Florero, de MDM. Platos, de Meridiana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Combinación de formas

Juega con diferentes diseños y volúmenes sobre la mesa, y mezcla formas redondeadas y rectilíneas para que la composición resulte más dinámica. Centros de madera, de Meridiana. Bolas de marfil, de MDM.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Aire colonial

¿Te has decidido por el estilo colonial? Las cajas de fibra y de madera con incrustaciones serán entonces una buena elección para la mesa de centro. Cajas de madera, de Becara, y de fibra, de Nueva Cestería.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones