Decora con lámparas de techo

El diseño impecable y la belleza de algunas lámparas de techo las convierte en punto focal de la decoración ya que, además de iluminar, enriquecen los ambientes.

image
1 de 12
El color de las paredes

ayuda a resaltar o a integrar la presencia de las lámparas, en especial de las de techo. Si el objetivo es definir el contorno de modelos acabados en blanco, lo mejor son los tonos medios como grises, tostados o marrones.
Precios febrero 2009

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
En algunos ambientes unas lámparas decorativas

pueden sustituir a los complementos clásicos. En este salón —en el que la pantalla de plasma ocupa un lugar importante— se optó por prescindir de cuadros o láminas en la pared; en su lugar, dos lámparas de techo a distinta altura llenan ese vacío. Lámparas de techo acabadas en color rojo, modelo Nut, de la firma Luzifer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Cuando la mesa de comedor es amplia,

una buena elección es colocar varias lámparas idénticas en línea, para iluminar correctamente a todos los comensales. A la hora de colgarlas, comprueba el haz de luz que desprenden; así evitarás que se solapen unos con otros y provoquen deslumbramiento. Lámparas Viento, de hierro pulido y pantalla de pergamino, de J. J. Huarte (400 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
En el caso de colocar tres o más lámparas en línea,

es mejor optar por modelos de poco diámetro. Lámparas colgantes modelo 365 + Lunta, de Ikea (39,95 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Una estructura futurista

compuesta por alambres y círculos confiere ligereza a este modelo, que parece flotar. Es de Camino a Casa (212 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Un espacio decorado con piezas sencillas

se puede transformar por completo al introducir un elemento que destaque. Este comedor es un buen ejemplo: una mesa de acero y unas sillas plegables en blanco hacen posible que todo el protagonismo recaiga sobre en la lámpara Nom 69, diseñada por Simon Karkov.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
La innegable presencia de las lámparas de araña

se potencia aún más con el colorido que ofrecen sus nuevas versiones. El negro, el rojo y el acero sustituyen al tradicional cristal o se mezclan con él; así se adaptan tanto a ambientes clásicos como a espacios más modernos. Aquí, un espectacular diseño de Juan Parrabera, ilumina y da importancia a la escalera (500 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Este modelo, con estructura de acero y lágrimas de cristal,

es perfecto para poner una nota romántica. Es de Camino a Casa (258 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Las pantallas plisadas

de gran formato se imponen en la decoración y son perfectas para introducir color en un ambiente. Muchos materiales son válidos para confeccionarlas, pero es importante estudiar la luz que derivará de cada color. Los tonos anaranjados y los amarillos aportan calidez, mientras que los blancos desprenden un haz de luz más luminoso, aunque algo frío. Esta lámpara es de Domus (83 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Materiales novedosos y diseños cuidados son las claves de los diseños más vanguardistas.

Esta espectacular esfera blanca, por ejemplo, está formada por una maraña de fibra de vidrio que envuelve a una bombilla. Un modelo que desprende una luz potente y que es excelente para ubicar en ambientes de diseño. Lámpara Random Light, de Biosca & Botey (589,28 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Cristal blanco y acero;

una combinación discreta apta para todos los estilos. El modelo Fado, de Ikea, cuenta con una pantalla de vidrio soplado (24,95 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Dos propuestas de inspiración oriental

en vivos colores. Su diseño recuerda al de los farolillos chinos; son el modelo Shiro, de Habitat (15 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones