25 salones en tonos neutros

Bien combinados, los colores serenos pueden crear un refugio lleno de calma y estilo.

image
Atención: curvas

¿Cómo conseguir un salón interesante sin casi usar color? Presta atención a las formas: una silla con líneas curvas, como esta mecedora de los Eames, es un buen elemento para aportar carácter al espacio.

1 de 25
A flor de piel

Otra forma de que un interior con pocos colores resulte interesante y no sea frío es dar un toque de calidez con las texturas, como en este salón, donde han colocado un puf de cuero.

2 de 25
Buen punto de partida

Los salones con elementos arquitectónicos interesantes, como estas ventanas con forma de arco, son el lugar perfecto para un total look con tonos neutros.

3 de 25
50 sombras de grey

Si optas por usar un solo color, como el gris, busca piezas en tonos más claros y más oscuros para dar profundidad a la combinación.

4 de 25
Neutros, pero variados

En este loft han conseguido dar personalidad al espacio pintando cada pared con un tono neutro distinto y añadiendo textura con el ladrillo visto.

5 de 25
Tiene tela

Los textiles son una oportunidad perfecta para aportar texturas. En este salón han combinado algodones, linos, lana, ganchillo, pieles...

6 de 25
Protagonismo

Si tu casa cuenta con unas vistas de ensueño y quieres que sean el foco de atención, los tonos neutros serán tus aliados. Como muestra, esta salón decorado en blanco.

7 de 25
Natural

A veces, los tonos neutros nos los dan los elementos arquitectónicos, como esta pared de piedra en esta casa del siglo XIX.

8 de 25
Hay esperanza

No solo el blanco, el negro y el beige son colores neutros. Todos los que no compitan por llamar la atención de los que los observa, también, como este verde oscuro en este salón de techo a dos aguas.

9 de 25
¡Dale caña!

El bambú, el mimbre o el ratán te ayudarán a introducir texturas en un salón decorado en tonos neutros sin aportar colores discordantes.

10 de 25
Mezcla de épocas

No solo las texturas restan monotonía a un salón en tonos neutros. Combinar piezas de distintas épocas es una muy buena forma de dar más carácter a la estancia.

11 de 25
Rústico

El estilo rústico se encuentra especialmente cómodo en los tonos neutros, sobre todo en el beige.

12 de 25
Condiciones óptimas

Ladrillo visto, bovedilla catalana, suelos de madera... Los colores serenos encuentran aquí su hábitat perfecto.

13 de 25
A raya

Ir sobre seguro con los colores te permite experimentar con los estampados. En este salón, se han atrevido con unas rayas maxi en la alfombra y unas mini en la chaise longue.

14 de 25
Toques étnicos

En este salón decorado en blanco, negro y gris, una cesta y una alfombra con un estampado étnico son el toque perfecto para restar solemnidad.

15 de 25
Cambio de temporada

Los colores neutros son una base perfecta sobre la que probar cosas nuevas. Decorar tu salón con muebles en tonos marrones te permitirá modificar el estilo con solo cambiar el color de los complementos.

16 de 25
Contraste perfecto

Para aligerar visualmente este salón decorado con unas clásicas molduras, se optó por una decoración en blanco y negro y líneas sencillas.

17 de 25
En blanco y negro

Si quieres solo utilizar el blanco y el negro y escapar de un resultado aburrido, combina estampados y texturas, como en esta imagen.

18 de 25
Marcos incomparables

Unos marcos blancos sobre una pared del mismo color, como han hecho sobre el sofá de esta imagen, consigue aportar un toque interesante sin romper la armonía.

19 de 25
Fuera monotonía

Otra prueba de cómo las texturas y el arte pueden restar monotonía a un interior de colores neutros.

20 de 25
Salón sereno

El cuero, la madera y la forja de los muebles cobran protagonismo gracias a los tonos piedra de la decoración.

21 de 25
Beneficios

Los tonos neutros no solo harán que en tu salón reine la calma (visualmente hablando), también que parezca más ordenado.

22 de 25
Gris y verde

En este salón de Barcelona, el estudio Egue y Seta utilizó tonos grises, algún pequeño toque verde, estampados de rombos y mucha madera.

23 de 25
Acogedor

El beige, el gris oscuro y una muestra consistente de estampados consigue que este salón en tonos neutros resulte cómodo y acogedor.

24 de 25
Zona de confort

Una buena alfombra de lana logra que un salón en blanco y negro se convierta en una zona que llama a descansar y desconectar del mundo.

25 de 25
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones