Un sofá que nunca pasa de moda: el Chester

Es un diseño clásico que no pasa de moda y, es más, es tendencia. El sofá Chester se renueva con tapicerías de colores y en su versión en piel también encaja en los salones más actuales. Revisa estos ambientes y disfruta de sus curvas y capitoné.

El sofá Chester tiene el respaldo bajo, de bordes redondeados y con capitoné. La historia nos cuenta que puede que el conde de Chesterfield encargase un sofá a un ebanista que permitiera a los caballeros de la alta sociedad sentarse en los clubes con la espalda recta y evitar posturas poco elegantes. Esa pieza fue el Chester.

Si quieres saber todo del Chester, mira aquí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
En terciopelo berenjena

Aquí el Chester tiene la fuerza de la tapicería de terciopelo color berenjena con la que se ha tapizado.

Los neutros rodean la pieza para cederle todo el protagonismo en este salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En un ambiente nórdico muy actual

Un clásico rescatado para un presente muy actual. En este salón, que se abre a la cocina, el Chester se ha retapizado en un gris suave y rodeado de piezas de diseño actual y otras vintage (como las bitacas), con colores que lo resucitan.

Arquitecto: Rafael Vidal del estudio Taroms Arquitectes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un Chester delante del ventanal

Sofá Chester con respaldo en capitoné en tono arena suave en un salón con toques en rojo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El placer de la lectura en un Chester

Sofá Chester en cuero marrón para acompañar una amplia zona de lectura. Se ha decorado con varios cojines en tonos neutros. Una propuesta del estudio de interiorismo Egue y Seta.

Mira el resto de la decoración del salón en este link.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En blanco

El estudio de arquitectura Césa Díaz Roncero opta por el Chester en blanco para este salón y lo inunda todo de color con ocjines de rayas multicolor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Como división del espacio

Sofá Chester en cuero envejecido. Aquí el sofá divide el salón y delimita las zonas. El aspecto positivo de realizar la división con este diseño es que su respaldo de poca altura no entorpece la continuidad visual y resulta más espacioso el salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un mini salón de estilos mezclados

Atmósfera de Cristina y Eduardo Mateus han elegido un sofá Chester en piel marrón chocolate para este mini salón. Se combina con una mesa de centro en madera y una lámpara en suspensión de pantalla XXL en negro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una excepción: un Chester en el dormitorio

Como excepción en esta galería un Chester en el dormitorio, en una mini zona de estar que se ha creado aprovechadno un retranqueo de la planta. Sobre el sofá, un par de trofeos. Mecedora RAR de los Eames. Todo, del estudio Egue y Set.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones