Un salón-comedor de estilo clásico renovado con 35 m2

Los muebles antiguos conviven con piezas de diseño moderno en un salón-comedor que no te dejará indiferente.

salón con chimenea y dos sofás grises enfrentados
Ana Salas

    ¿Te gustaría cambiar radicalmente el look de tu salón-comedor, pero no quieres realizar ninguna reforma? Este proyecto de interiorismo te dará la inspiración que necesitas, porque no hizo falta ninguna obra para actualizar el estilo y convertir el espacio del salón-comedor en un perfecto balance entre clásico y contemporáneo.

    ''Nuestra clienta quería modernizar su salón, manteniendo algunos elementos existentes de la decoración y piezas de mobiliario de valor histórico'', explica Laura Strada, de Strada Interiors, responsable del proyecto.

    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.
    Sofás, de Moradillo. Mesas de centro, de Omelette Editions.
    Ana Salas

    Estos elementos antiguos sirvieron como punto de partida y de inspiración para diseñar un foseado en todo el techo, con iluminación indirecta incorporada con una boiserie de estilo clásico pero moderno (de la firma Orac Decor), que sirve como nexo de unión entre las dos épocas decorativas.

    Ana Salas
    Ana Salas

    El mueble de la TV se diseñó a medida con una composición de geometrías que cumplen diferentes funciones. La instalación de la chimenea eléctrica fue clave en la distribución general del espacio, dando continuidad al concepto de la simetría del mueble con la incorporación de los dos sofás enfrentados.

    Ana Salas
    Ana Salas

    Junto a los sofás y al conjunto de mobiliario de diseño moderno, llama la atención la antigua máquina de coser que ahora actúa como una mesa auxiliar para el té.

    Ana Salas

    En el comedor, las sillas tapizadas con motivos florales, ponen el punto clásico.

    Ana Salas
    Ana Salas

    El recibidor, decorado con un elegante papel pintado floral en tonos calmados, está protagonizado por muebles con historia, como un antiguo tocador, un banco de madera y un espejo con el marco dorado envejecido.

    Ana Salas
    Ana Salas

    Personalidad, nostalgia, respeto por el pasado y grandes dosis de estilo definen el proyecto que acabamos de ver. Un salón-comedor a caballo entre dos épocas decorativas que, seguro, acapara la mirada de aquellos que entran en él.

    Proyecto e información: Cortesía de Laura Strada, de Strada Interiors.


    Redactora especializada en decoración, moda, belleza y lifestyle.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Salones