Micasa participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Micasa recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Un cuarto de estar en tonos caramelo y gris lleno de positivismo y luminosidad

Caramelo y gris... ¿Quieres saber cómo se llevan? Un dúo infalible para que los ambientes sean un festín cromático lleno de armonía y jovialidad.

salón en tonos gris y caramelo
Rachel Whiting

Arcilla, caramelo, mostaza... Derrochan vitalidad, alegría y calidez. Esta familia cromática tiene un atractivo decorativo innegable y son tonalidades estimulantes, asociadas a soleados atardeceres y al despuntar de la primavera. Muy intensos visualmente, lo ideal es dosificarlos para que brillen sin saturar. En este rincón de lectura del salón, el color arcilla realza la tapicería del sofá, acaparando el interés estético. Los textiles, la alfombra y los cojines lucen mostazas y tejas rojizos que se llevan de maravilla.

Gris lavado, tonos naturales y blanco crema. El pantone principal de este ambiente se complementa con un desfile de tonos colores neutros y ligeros. Presentes en la butaca, en las superficies de las mesitas y en la pintura del suelo y las paredes, han logrado matizar y contrarrestrar la fuerza cromática del sofá. El efecto decorativo es fantástico. Consiguen que el conjunto sea amable y “suben de tono” su luminosidad, pero de forma equilibrada, para que los colores dominantes no resulten invasivos.

Rachel Whiting
Gris y caramelo... La sinfonía perfecta para la zona de lectura.
This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones