Antes y después: Un salón-comedor reformado sin obras

El único requisito era mantener la mesa del comedor.

un salóncomedor reformado sin obras antes y después
Pepadecora

    Para que una reforma sea espectacular no tiene por qué requerir la realización de mucha obra, y este proyecto de interiorismo a cargo de la instagrammer Pepadecora así lo demuestra. El objetivo era conseguir un cambio de imagen sin reforma en el salón-comedor, con un presupuesto limitado y manteniendo la mesa de comedor original. Los propietarios, una familia de cuatro miembros y un perrito, necesitaban un espacio contemporáneo y fresco a la vez que práctico y confortable para el día a día.

    Pepadecora

    El primer paso fue pintar las paredes en un color beige que aporta luminosidad y que resulta muy acogedor. Los viejos sofás se reemplazaron por nuevos modelos de diseño nórdico en color gris, y se añadieron un par de mesas encastrables con sobre de mármol y patas doradas, logrando un efecto muy sofisticado y actual.

    Pepadecora
    Una consola de estilo industrial decora el rincón donde se encuentra la chimenea, aunque la clara protagonista es la palmera de salón.

    Pepadecora

    En el área del comedor, las sillas tapizadas en gris lograron darle un aire más moderno a la mesa. En el techo, una lámpara mid-century pone el toque glam. Este ambiente se completó con un aparador suspendido de madera clarita sin tiradores, y una vitrina en color negro que alberga la cristalería. El espejo resultó clave para dar profundidad y estilo a la estancia. Alucinante, ¿verdad?

    Pepadecora
    Pepadecora

    EL SALÓN ANTES DE LA RENOVACIÓN

    Pepadecora
    Pepadecora

    Pepadecora

    Proyecto e información: Cortesía de Pepadecora.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Antes y depués