La transformación de un salón anodino en un ambiente funcional, bonito y moderno

Una reforma y una decoración bien planificadas han convertido el estar de una casa junto al mar en un espacio personalísimo, moderno... ¡y espectacular!

salón antes y después
@sosa_photographer

El salón de este chalet situado en la localidad de Médano, Tenerife, se ha transformado en el corazón de la vivienda. Se trata de una gran superficie compartida en la que los distintos ambientes están bien diferenciados. El resultado es muy cálido e invita a pasar buenos momentos en familia. Todo el proyecto, desde la dirección de obra al estilismo,
corrió a cargo de Isabel Díaz Vecino, al frente de la empresa Estilohome Interiorismo.

Al estar a dos pasos del mar, los objetivos fueron acentuar la luz natural, que alegra y aporta positividad, y modernizar toda la decoración con un toque elegante y, al mismo tiempo, muy fresco. Te contamos la reforma.

  • Pintura clara. Se retiró el gotelé en todas las estancias pintándolas en liso y revistiendo algunas paredes con un bonito papel pintado.
  • Parquet de roble lavado. Se colocó este tipo de suelo con el fin de integrarlo y dar continuidad a las distintas áreas: la sala de estar, el comedor y el rincón de lectura. Un acierto.
  • De madera con vigas blancas. El techo existente se aprovechó, pero para que tuviera mayor luminosidad, las traviesas y la viga central se dejaron en color blanco roto. Este contrapunto refuerza la sensación de altura.

    Por último, se han combinado muebles clásicos, de factura moderna y algunos renovados por la interiorista. El resultado es de sobresaliente.

    @sosa_photographer

    El salón se ha dividido en dos zonas. La del fondo, junto a la ventana, es el estar, y en primer término, la de lectura, con una librería clásica con puertas de cristal, de Becara, y a los lados, una pareja de sillones estilo Luis XV.

    El estar se ha amueblado con sofás blancos Ektorp, de Ikea, y mesa de tresillo. La mecedora es un mueble de 100 años renovado con laca en tono arena.
    @sosa_photographer
    La mesa de centro fue “tuneada”: se tapizó con rafia marrón la parte inferior. El mueble de la TV procede de La Carpintería.
    @sosa_photographer
    En el comedor, la mesa y sillas, de Becara, -como la de centro-, fueron tapizadas en dos tonos diferentes para crear contraste.
    @sosa_photographer

    Así estaba el espacio del salón antes de la reforma

    @sosa_photographer

    Claves decorativas

    Paleta de color en azul. La casa está situada muy cerca del mar y este color aporta ligereza, especialmente si se mezcla con algunas pinceladas en amarillo, verde y teja de los cojines.

    Papel pintado. Se han combinado dos diseños. En el salón se eligió un estampado romántico de flores, tipo Liberty, de Laura Ashley. Para el comedor, un papel liso con algo de textura. Con él se da mayor profundidad y protagonismo al espacio.

    Textiles alegres. Los cojines de colores y las cortinas azules se hicieron a medida. En cuanto a la alfombra central, con cuadros de colores en tonos azules, es de Ikea. Anima el conjunto y presenta la particularidad de que es lavable.


    Proyecto de reforma de www.estilohome.es


    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Antes y depués