Micasa participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Micasa recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

El gran cambio de un salón con una acertada elección de muebles y pintura

Gracias a un diseño espectacular de la pintura y a la elección de los muebles y complementos adecuados, este estar-comedor dio un giro de 180º.

salón moderno antes y después
Jaime Ferrer

Concebido para alojar un grupo de varios estudiantes, el salón-comedor de esta vivienda derrocha frescura por los cuatro costados. Es un proyecto realizado por el joven interiorista Javier Manzaneque, junto a la empresa Urbacon Criptana, para la ejecución de la obra.

Estilo para todos. Uno de los primeros pasos al iniciar esta reforma fue hacer gala de una empatía total con sus futuros inquilinos imaginando sus necesidades y gustos. Así surge una decoración juvenil que se basa en muebles confortables y ligeros pero resistentes y
una paleta de color general apta para todos los gustos.

Revestimientos bien elegidos. Pensando en el día a día de los estudiantes, Javier Manzaneque apostó por una pintura de color blanco, en paredes y techos, y por un diseño sorprendente en la zona del comedor. La idea era dotar así al espacio, de un rincón para la inspiración y la creatividad, seguro que de aquí nacerán grandes ideas.

El salón contaba ya con los elementos básicos pero le faltaba decoración y calidez.

EL SALÓN, ANTES

El sofá, la librería y las mesas de centro son de Ikea.
Jaime Ferrer

DESPUÉS, UN SALÓN COMEDOR MODERNO

salón moderno antes y después
Alfombra y cojines, de Gancedo.
Jaime Ferrer
Los textiles y los detalles juegan un papel fundamental en el cambio.
Silla Acapulco, de Westwing, y jarrones rosas, de Zara Home.
Jaime Ferrer

CLAVES DECORATIVAS

La pintura. El principal recurso empleado en el cambio de este espacio fue el juego de colores y corcho que se llevó a cabo en la zona del comedor. Una propuesta fantástica, tanto por su carácter decorativo, como por las sensaciones visuales que provoca. ¡Todo un acierto!

Los complementos. Son los almohadones, los jarrones, la alfombra, las plantas y flores y, por supuesto, la fotografía de gran formato ubicada sobre el sofá, son los que marcan el ritmo del espacio. Sin ellos, el ambiente se nos antoja demasiado vacío.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Antes y depués