Un espacio único

Tengo un piso en la playa, al que vamos 8 personas. El paso a los dormitorios se realiza a través del salón-comedor, por lo que la zona de estar queda muy reducida. He pensado en tirar el tabique que separa la cocina, pero hay un pilar maestro.
 Ana Sanz (Teruel)

La idea de unir la cocina con el salón es perfecta, por lo que te proponemos una distribución que proporciona una amplísima zona de estar y resuelve el paso a los dormitorios, que ahora se hace cómodo y muy ordenado, y también una solución estética para el pilar de carga. Como éste no se puede eliminar, lo hemos camuflado dentro de un muro, realizado en carton-yeso, de 1 m de ancho y 20 cm de grosor, que se prolonga en un falso techo de 2,40 m de largo –las dimensiones exactas que tiene la mesa–: así se obtiene un volumen muy equilibrado. Pinta este elemento en L en un color que lo diferencie del resto de las paredes del salón. La iluminación de la mesa de comedor –anclada a lo ancho en el muro que hemos levantado por uno de sus lados y con capacidad para 8 comensales– se ha resuelto con cuatro lámparas cilíndricas de cristal opal, cuyo cableado va escondido en el falso techo. La pared del fondo –en la que se ha eliminado el armario de la entrada–acoge la cocina, con muebles de tiradores ocultos, para que su aspecto sea más ordenado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas