Cómo animar el salón

Quiero darle vida a mi salón y tengo un presupuesto bajo. Las paredes son de color crema, la mesa es de forja con cristal encima y las sillas combinan forja y mimbre. También tengo un mueble de estilo rústico que no me gusta nada. ¿Cómo puedo darle vida al salón? ¿Pintándolo?

Nuestra primera sugerencia es que pintes la forja en un color claro, por ejemplo, de blanco. Así cambiarás su aspecto y transformarás los muebles oscuros en piezas luminosas que darán alegría a tu salón. Lo puedes hacer tú misma, con pintura para hierro (se vende en todas las tiendas de bricolaje) y con el pincel muy escurrido para que no queden gotas. También puedes pintar una franja horizontal en la pared en la que se apoya el sofá, tal y como aparece en la imagen. Es básico que la pintura vaya bien con la tapicería, pero no tiene por qué ser idéntica a ella. Procura que sea un tono vistoso: pistacho, fresa, naranja, rojo… y busca complementos en ese mismo color: un jarrón bonito, un plaid con textura o un par de cojines llamativos. Por muy poco dinero, tu salón parecerá otro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas