Distribuir un salón-comedor

Mi salón mide 3,15 m. de ancho y algo más de 6 m. de largo. En una de las paredes más largas, en un extremo, se encuentra la puerta de entrada, seguida de un pilar, un hueco de 2,40 m. y otro pilar. En la pared de enfrente hay dos puertas separadas entre sí por 2,5 m. que dan a un balcón. Había pensado situar el comedor cerca del acceso, pero no sé cómo distribuir el resto del espacio. Me gustaría contar con bastantes asientos para las reuniones con amigos y familia y, al mismo tiempo, tener espacio para almacenar los libros. Está pintado en un tono rosa pálido, ¿debería cambiar el color?

Entre los dos pilares que tienes en una de las paredes más largas, coloca el mueble de la televisión. Elige un diseño sencillo y bajo para no recargar la pared y combínalo con baldas, o un módulo de pared cerrado, donde puedas almacenar libros. Enfrente sitúa un sofá y una mesa cuadrada que oculte cuatro pufs debajo del sobre, así contarás con asientos extras para tus invitados. No olvides que una confortable alfombra y algunos mullidos cojines invitan a sentarse en el suelo para charlar. Aprovecha la pared del fondo para ubicar una gran librería desde el suelo hasta el techo en forma de L, a modo de biblioteca. Completa el rincón con una chaise-longue, que podrás acercar a la zona de asientos, y una lámpara de pie. En cuanto al color, todo depende de tus preferencias. Puedes conseguir agradables efectos en función de los tonos que introduzcas en las tapicerías, cortinas y complementos. Combinado con marrón chocolate, el rosa adquiere fuerza; mientras que junto a tonos verdes obtendrás un ambiente más romántico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas