Un salón de línea sencilla

Ha llegado la hora de amueblar mi salón-comedor y no sé cómo distribuir los muebles. Quiero que sea acogedor y ni muy moderno ni muy clásico.

Para conseguir un ambiente neutro, escoge piezas sencillas pero no de diseño minimalista. Te proponemos unos tonos muy actuales: muebles acabados en ceniza y blanco y notas moradas. Si no te atreves con esta composición, pues puede que te parezca muy atrevida, opta por mobiliario acabado en una madera natural, de línea sencilla y las notas en morado o rojo sobre fondos tierra. Es más neutro y clásico pero quizá te apetezca algo así. Hemos situado la zona de estar a la izquierda y la de comedor a la derecha. En la primera, un sofá delante de la ventana, una butaca de diseño original, una lámpara de pie, dos mesitas de centro cuadradas y una alfombra. Instala el televisor en la pared y debajo pon una bancada con cajones o puertas, de poco fondo. Completa la pared con una vitrina. Sobre el radiador, una balda volada. Junto a la mesa de comedor, un aparador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas