Un salón en tonos claros

Mi salón mide 18 m2. Las puertas, el suelo y el rodapié son de color haya. He pensado poner el sofá en color piedra, los muebles en blanco y añadir toques de color en berenjena, verde o naranja. ¿Quedará bien aunque la carpintería sea de haya?

Quedará perfecto. De hecho, a veces, cuando se intenta coordinar la carpintería con los muebles, el ambiente puede resultar monótono. Los muebles blancos reflejarán la luz y el salón ganará luminosidad. Además, destacarán respecto a la carpintería y se convertirán en protagonistas de la decoración. El sofá en color piedra es una excelente elección: el tono es sufrido, algo fundamental si quieres disfrutar de una buena siesta sin preocuparte; y al ser neutro, admite cojines de colores y formatos variopintos. Así, con el tiempo sólo tendrás que cambiar de cojines para estar a la moda. En cuanto a los colores que nos comentas, el berenjena es elegante, pero algo sobrio; el verde y el naranja son refrescantes y alegres, y entre sí forman una buena pareja. Sin embargo, los tres colores no armonizan bien juntos. Piensa qué efecto quieres conseguir y opta por la combinación de verdes y naranjas o bien por el berenjena combinado, por ejemplo, con un rosa palo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas