Un salón en tonos azules

Mi salón está pintado en azul, con dos sofás también azules. Me gustaría cambiar las cortinas y la tapicería de las sillas del comedor, que ahora son amarillas. ¿De qué tono las pongo? ¿Y si cambio el color de la pared?

La combinación de azul y amarillo que tienes fue el último grito en decoración hace pocos años. Sin embargo, las tendencias actuales tienden a alternar el azul con tonos crudos. Te sugerimos que coloques unas cortinas en esa gama: tu salón, además de moderno, parecerá más luminoso. Si prefieres un aire más actual, siempre puedes sustituir las cortinas por un estor. Las sillas del comedor quedarían bien en un tono crudo, e incluso blanco. Existen telas con tratamientos que repelen las manchas y que te permitirán utilizar el comedor sin estar tan pendiente de la suciedad. La otra opción que planteas —cambiar el color de las paredes— nos parece más acertada. En la foto que nos has enviado de tu salón, los sofás se funden tanto con el fondo que no se aprecia bien su forma. Si pintas las paredes en un tono arena, los asientos destacarán y cobrarán protagonismo. Y lograrás un doble efecto óptico: tu salón parecerá más grande, y lograrás luminosidad. Y un último apunte: sea cual sea tu decisión, es interesante que añadas dinamismo al ambiente con cojines, estampados o lisos, en tonos distintos al del sofá: crudos, rosas y rojos, encajarán sin problemas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas