Complementos naranjas para el salón

Hemos pintado el salón-comedor en color arena y chocolate, ya que es muy luminoso. Los muebles son de color blanco piedra, de línea moderna, y los sofás están tapizados en beis. Vamos a comprar los cojines y otros complementos decorativos en tonos naranjas, ya que el estor es de un color neutro con un estampado de elipses en naranja. ¿Decoramos todo en este color o lo combinamos con otro? ¿Qué pareja cromática me recomendáis?

Si escogéis todos los complementos en naranja, el conjunto puede resultar demasiado monótono y excesivamente coordinado. Lo mejor es combinar dos tonalidades diferentes, bien contrastadas o en la misma línea cromática. Como la elección del naranja la tienes clara, pues queda entonado con el estampado de los estores, te proponemos que juegues con el rojo también, sobre bases neutras o, incluso, sobre marrón chocolate. No tengas miedo en introducir bordados con hilos brillantes, pues dará un efecto metalizado muy vivo, o incluso telas como el raso o el satén. Si te decantas por los contrastes, hazlo a través del naranja y del chocolate, en este caso sobre bases muy suaves. Introduce algún cojín en cuero o terciopelo, que aportará un toque de sofisticación, y modelos con aplicaciones y de formas diversas —alargados, cuadrados y redondos—. Para los adornos, el acabado cromado y el wengué resultan muy elegantes y destacan sobre el mobiliario blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas