Ambientes integrados de estilo rústico

Quiero distribuir un espacio de 36 m², recreando un ambiente rústico. ¿Qué materiales y colores son los más apropiados? El salón, el comedor y la cocina compartirán el espacio. Pero ¿cómo? Quiero que la mesa de comedor, extendida, sea para 12 comensales. Las ventanas más amplias dan a un jardín con vistas al mar por lo que me gustaría ubicar cerca la zona de estar. También una chimenea de 60 cm de ancho. El problema es que hay un pilar central.

Hemos aprovechado el pilar para colocar algunos elementos fundamentales a su alrededor. Sirve de apoyo para un ligero mueble de recibidor. Apoya el sofá en él y entre ambos, un aparador. El sofá de tres plazas se completa con una butaca. En lugar de mesa de centro, un par de pufs. Entre las ventanas que dan al jardín, el módulo para el televisor. La chimenea la hemos ubicado en la pared de izquierda según se accede, empotrada en un mueble a medida con estantes para libros. A la derecha queda la cocina, integrada en el salón, pero delimitada por un pavimento de barro que potencia el estilo rústico que quieres conseguir. Junto al arco por el que se accede a las habitaciones, la zona de comedor. En cuanto a los colores, te proponemos diferentes tonalidades de madera, marrones y tierras para las tapicerías y alguna nota de color, cálida —como el naranja o el rojo— sin que falten notas en color blanco o beis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas