Tonos cítricos para el salón

Quiero cambiar la imagen de mi salón. El mobiliario es de color wengué y el sofá tiene la tapicería naranja. Me gustaría pintar las paredes de colores alegres —verde, amarillo...—. Del salón, sale un pasillo de 1,5 m de largo que tampoco sé cómo pintar.

Los tonos cítricos quedan muy bien con el acabado de tus muebles. ¿Qué te parecería un verde lima o manzana? Si no te atreves con colores tan vivos, opta por una tonalidad aceituna. En cualquier caso, el verde es una opción muy interesante que puedes combinar con pinceladas de amarillo en mostaza. Tendrías que tapizar nuevamente el sofá puesto que el naranja que tienes no combinaría con los nuevos colores. Pinta una pared de verde y el resto en blanco. O bien escoge un papel pintado con estampados discretos en este color. En cuanto al pasillo, y en función de la luz que reciba, píntalo de blanco y añádele detalles verdes y marrones chocolate (manteniendo el equilibrio con el salón) con vinilos decorativos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas