Salón de reducidas dimensiones

El salón de mi casa mide 3,85 x 2,53 m. Es pequeño y prácticamente cuadrado y no sé cómo distribuirlo para sacar partido a sus pocos metros. Me gustaría tener una mesa de comedor y un sofá con un mueble para el televisor y no quiero saturarlo.

La planta es bastante pequeña por lo que sólo hemos utilizado las piezas básicas para decorar la estancia. Si pudieras sustituir la puerta batiente por una corredera ganarías sensación de amplitud ya que visualmente no corta el espacio. A la derecha según se accede hemos colocado el sofá de 2 m de largo con una lámpara de pie en un lateral. Una mesa de centro cuadrada delante. Puedes escoger un modelo de los que ocultan un par de pufs debajo del sobre para tener asientos auxiliares. En la pared de la izquierda, en la esquina, instala el televisor en la pared sobre un panel y pon una balda o cajón volado en la parte inferior para poder guardar algunos accesorios. Como mesa de comedor resulta más ligera una redonda con cuatro sillas. Lo malo de contar con tan poco espacio es que escasea el espacio de almacenaje. Otra opción es que la mesa de centro tenga cajones para contar con algo más de espacio. En lugar de sillas convencionales puedes optar por taburetes o bien sillas en un material transparente. Para las paredes te recomendamos los colores claros y neutros, salpicadas con cuadros o láminas que aporten la nota de color. En la ventana, paneles japoneses en color —que oculten el radiador—. Una opción alegre y desenfadada puede ser combinar los neutros con naranja y berenjena. Lo bueno de la base neutra es que puedes utilizar como tono intenso el que más te guste. Para la pared de la izquierda, en la que apoya el módulo para los aparatos audiovisuales, hemos pensado en un papel pintado en plateado o algún sticker que alegre el resultado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas