Cambio de imagen para el salón

Tengo un pequeño gran problema con mi salón. Tengo un sofá con la base en color marrón chocolate y los asientos en naranja butano. No sé cómo combinar estos colores, no encuentro cojines y ahora quiero cambiar el tono de las paredes. Una de ellas está revestida con piedras en tonos marrón suave, que quiero mantener, y el resto, incluida la que tiene un mueble de obra, está pintado en amarillo. Había pensado en un tono marfil y añadir un tono intenso como el rojo vino sólo en una de las paredes.

El naranja y el marrón son dos tonos que combinan a la perfección. No introduzcas un rojo vino, es preferible que optes por un tono tierra o, incluso, si tienes mucha luz natural, por un marrón chocolate. Otra opción interesante podría ser empapelar la pared con un papel pintado en estas tonalidades o jugar con un tono de fondo y, sobre él, un vinilo decorativo. En cuanto al mueble de obra, píntalo de un solo color, tanto los estantes como la parte trasera. Con un tono marfil como el que propones, acertarás. En cuanto a los cojines, no tengas miedo en combinar estampados en marrón, tierra, naranja y beis. Así romperás la uniformidad de las tapicerías lisas del sofá.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas