Buhardilla blanca

Tengo un apartamento de unos 38 m². Al reformarlo, he recuperado la estructura original de la casa, de hace 120 años, que incluye una zona abuhardillada. He pintado todo el apartamento de blanco, incluidas las vigas del techo y los pilares, salvo una pared, que está decorada a rayas pistacho y blancas. Las puertas las voy a poner son de cristal al ácido, sin marcos, y en el suelo he instalado una tarima de madera muy clara, con el rodapié también blanco. He elegido este color para ganar luminosidad y lograr que el apartamento parezca más amplio. Mi duda es: ¿resultará demasiado blanco? ¿parecerá muy frío?

Cuando se dispone de un espacio pequeño y, además, abuhardillado, la elección del color blanco que has hecho es la más acertada. Las dudas que te preocupan —el predominio del blanco y la posibilidad de que el ambiente resulte demasiado frío— se pueden solucionar con facilidad a través de textiles y complementos en tonos cálidos: cojines, jarrones, velas, algún cuadro… Pero es importante que armonicen con el tono pistacho de tu pared: apuesta, por ejemplo, por colores naranjas o fresas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas