¿Verde o naranja?

Me acabo de alquilar un ático y no sé qué colores utilizar para el salón de unos 17 m². Las paredes están en un tono beis. Me gustaría una combinación fresca, con colores suaves. Había pensado en un sofá en tonos verdes o naranjas, pero ¿con qué muebles los combino?

Como las paredes están pintadas en un color neutro puedes incorporar los tonos que quieras para crear un ambiente desenfadado y alegre. El verde y el naranja que propones son buenas opciones, pues son frescos y vivos. El verde es más sosegado, da sensación de limpieza y frescor, aunque también es algo más frío. Una tonalidad ácida como un verde manzana es muy actual, mientras que el verde oliva resulta más elegante y, quizá, intemporal. El naranja es más cálido, aunque hay que utilizarlo con más cuidado, sin abusar, para que la estancia no resulte demasiado estridente. En cualquiera de los dos casos puedes escoger muebles acabados en madera, bien en un tono wengué bien en un roble natural o roble decapado. En el caso del verde, la madera natural y alguna pieza laqueada en blanco combinarán a la perfección. Te recomendamos que no abuses del wengué pues no cuentas con un espacio demasiado amplio y los tonos oscuros recargan cualquier superficie. En el caso del naranja, opta por muebles blancos y algún detalle en roble teñido de gris ceniza. En definitiva, la combinación que te proponemos de verde es más sosegada, luminosa y natural mientras que la basada en el naranja es más actual y atrevida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas