Decorar un salón con cocina integrada

Tengo muchas dudas sobre cómo decorar el salón. Es pequeño pero tiene mucha luz. La tarima y las puertas son de roble claro. La cocina está integrada aunque la vamos a independizar con puertas correderas de cristal. Creemos que la mejor opción es colocar la mesa de comedor a continuación de la cocina. Junto al mirador vamos a colocar un mueble bajo, de líneas rectas, para el televisor y enfrente el sofá. Los muebles de la cocina son de color blanco y marrón, las paredes son de tono vainilla y el suelo es marrón. ¿En qué colores decoro el salón-comedor? ¿Es acertado pintar la pared en la que apoya el módulo del televisor en marrón chocolate? Habíamos pensado en un mueble acabado en roble ¿o debería ser blanco? La mesa de comedor y el aparador nos gustaría roble también y las sillas blancas. ¿Quedaría muy recargado si empapelamos la pared del comedor? ¿Y los complementos en azul y rosa?

La mejor opción es colocar la mesa de comedor cerca del acceso a la cocina. Debes mantener una unidad entre la cocina y el salón por la proximidad pero, al estar separados por puertas de cristal, hay licencias. Si vas a empapelar la pared del comedor, una buena idea para delimitar la zona, no pintes de marrón chocolate la pared en la que apoyará el mueble del televisor, pues oscurecerá demasiado el conjunto. Opta mejor por un tono arena o bien por un marrón como el que te gusta pero únicamente en una o dos franjas verticales desde el techo hasta el suelo. Decídete por los muebles acabados en roble, un tono muy natural y cálido. Si quieres introducir detalles en azul y rosa, hazlo también con algunas pinceladas en el papel que escojas para el comedor, pero ten en cuenta que en tonalidades pasteles son dos colores que aportarán una fuerte nota romántica. Otra combinación que sin duda te aportará mucha luz: rosa y verde manzana. No descuides detalles en blanco en cojines, lámparas y cortinas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas