Nociones básicas para empapelar

Quiero colocar papel pintado en una pared y no sé cómo debo hacerlo. ¿Debo empezar por los extremos o por el centro de la pared? ¿Cómo corto el papel sobrante? ¿Cómo puedo disimular las irregularidades de la pared?

Empapelar una pared es una tarea sencilla, aunque delicada. Lo primero es preparar la superficie. Para ello, elimina las imperfecciones con masilla o yeso con ayuda de una espátula. Existen varios tipos de papeles y para cada uno hay que usar una adhesivo específico. Mide la altura de la pared sin contar el rodapié y da 10 cm de margen para ajustar el papel posteriormente. Corta todas las tiras que vayas a necesitar, salvo si el papel tiene racor longitudinal o transversal —repetición de un mismo dibujo—, ya que en este caso es preferible que las cortes según las vayas necesitando para hacer que los estampados coincidan. Empieza por el centro de la pared y ve colocando las tiras en sentido contrario a las agujas del reloj. Pega el papel de arriba a abajo, con 3-5 cm de más por arriba, y desde el centro hacia los extremos para evitar que se formen bolsas de aire (utiliza un paño para no manchar el papel). Si pasas un rodillo sobre las juntas, se harán imperceptibles. Cuando el adhesivo haya tirado, recorta el sobrante del techo y del rodapié con un cuter apoyado sobre una regla. Si quedasen burbujas de aire, pínchalas con una aguja y pégalas nuevamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas