Si te ha gustado este comedor tan actual en mostaza, gris y natural... ¡Copia el estilo!

Una paleta muy otoñal, que recuerda la suavidad del paisaje en esta época: el gris de los cielos, la madera de los bosques y el dorado de las hojas.

Comedor en madera, mostaza y gris
Hearst

mostaza + madera = confort

Los toques de luz en este comedor, amueblado por La Redoute, los ponen estos colores cálidos que atemperan el fondo gris y consiguen contrastes muy potentes, pero en nada excesivos. Al contrario, el conjunto no puede ser más equilibrado con el mostaza de las sillas, el miel de la mesa, el tono paja de la lámpara...

Al empleo de tonos calientes, se unen unas pinceladas casi imperceptibles, pero muy efectistas de verde, en la alfombra y las plantas, que acentúan la naturalidad del espacio.

grises + negro = elegancia

Un neutro como el gris, en todas sus escalas de intensidad, es un valor seguro en decoración. Este color comodín se puede combinar, al igual que el blanco, con casi todos los demás de la paleta cromática.

En el ambiente de la imagen se ve claramente: el gris se lleva bien tanto con colores cálidos como fríos. Solo hay que tener en cuenta la tonalidad en cada caso, para hacer buenos maridajes y que los ambientes no resulten oscuros. Con el negro de la chimenea, el gris queda súper estiloso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Compras online