Inspírate en estas propuestas para crear un salón comedor bien aprovechado y acogedor

10 espacios que demuestran que el salón comedor es el espacio más vivido de la casa.

Salón comedor
Hearst

He aquí los mejores consejos para aprovechar este espacio polivalente y para compartirlo bien.

NUEVO RÚSTICO

Hearst

Madera, barro, metal: se han elegido materiales naturales en tonos tierra para la zona del comedor, y el uso del color blanco en el conjunto de asientos del salón. La mesa de madera con sillas metálicas y la estera acentúan el estilo campero. Gracias a los códigos cromáticos se integran armoniosamente las dos áreas en un mismo espacio. El resultado es un moderno estilo neorrústico.

COMEDOR CLÁSICO SÚPER ELEGANTE

Hearst
EN FORMA DE "L": El sofá en rinconera facilita la comunicación y delimita la zona de estar.

Los muebles blancos se llevan bien con todo tipo de decoraciones. Por ejemplo, en esta fotografía, el suelo de damero enmarca un precioso comedor, de Brabbu Design, con mesa redonda y sillas Tulip de diseño. El contraste con el pavimento es fantástico y, además, la estética no choca con la del resto del salón, también en tono blanco. Los dos tipos de suelos -mármol y tarima de madera- sirven de elemento diferenciador entre zonas, sin necesidad de instalar puertas o tabiques separadores. Una lección magistral de cómo integrar con estilo.

SALÓN COMEDOR CONCEPTO ABIERTO

Hearst
JUNTO, PERO NO REVUELTO La viga de hierro pintada de blanco separa ambientes en el mismo espacio.

¿Cómo conseguir unir en la misma superficie cocina, estar y comedor sin que resulte un batiburrillo? Creando grupos de muebles. Aquí la cocina se instaló en la pared del fondo y una mesa-barra la separa del salón. El comedor se articula en torno a una mesa redonda con sillas de respaldo bajo, que apenas ocupan, y queda delimitada por una alfombra, de Zara Home.

COMEDOR CON MESA OVALADA

Hearst

Este comedor es el mejor ejemplo de cómo se puede integrar en el salón una mesa grande para seis comensales, y que ocupe un mínimo espacio. Se ha elegido un modelo con encimera de cristal, que da sensación de liviandad, y sillas "tipo cocina" sin brazos y con un diseño de gran sencillez. El conjunto, colocado cerca de las ventanas, recibe buena luz y no carga en exceso el espacio.

SALÓN Y COMEDOR COMUNICADOS CON PUERTAS CORREDERAS

Hearst

¿Quieres que el cuarto de estar sirva también como habitación de invitados? Instala unas puertas correderas con el fin de que quede separado del comedor cuando sea necesario. Si el espacio lo permite, opta por un sistema en el que las hojas estén embutidas en un doble tabique en la pared. ¡De lujo!

JUGAR CON EL COLOR

Hearst

¡Fantástica fórmula integrativa! Nada tan eficaz como la pintura (de Bruguer, en este caso) para decorar y dar unidad a una habitación multiuso. El comedor, delimitado por una alfombra azul, está pintado en ese mismo tono, que, a su vez, se repite en las flores de los cojines del sofá. El hilo conductor entre zonas es un zócalo a media altura en un suave gris. Puntos coloristas trepan hasta el techo como nexo entre el área de estar y el comedor. ¡Precioso!

SALÓN COMEDOR CON LA MADERA COMO HILO CONDUCTOR

Hearst
A TODA LUZ Si cuelgas varias lámparas sobre la barra de cocina, ponlas a intervalos de, al menos, 50 cm.

En este triple espacio -al fondo, la cocina; a continuación, el comedor, y en primer plano, el salón- todo es orden y armonía. El uso de la madera para vestir los distintos ambientes ha sido el truco empleado. En el comedor, la mesa y las sillas, así como el aparador, son de madera. Y la mesa de centro que marca la zona de sofá también lo es. Los tonos burdeos y verde de los complementos y de algunos acabados -lámparas suspendidas y de pie, pufs y cojines- añaden un tono otoñal, muy suave y cálido al espacio. ¡Es de sobresaliente!

MEZCLA ESTILOS Y ÉPOCAS... ¡Y ACERTARÁS!

Hearst
EN RACIMO: Para no deslumbrar a los comensales, coloca la lámpara a 75 cm de distancia de la mesa.

Divertido y original, el comedor de esta casa no pasa inadvertido. Las piezas singulares que lo amueblan y al aire retro del conjunto son la clave. Si quieres que tu comedor brille con luz propia, busca elementos diferentes, como éstos. La mesa es un precioso modelo con pie decorativo y encimera de mármol, de Beirut Interiores. La sobrevuela una lámpara blanca y dorada, de Lámparas Córdoba, que acentúa una iluminación muy suave. En cuanto a las sillas, una micelánea de diseños distintos entre sí, de Decoración Vintage, animan el ambiente.

SALÓN COMEDOR DE ESTILO NÓRDICO

Hearst
HÍPER SENCILLA: Si quieres luz clara, busca una lámpara suspendida con pantalla de cristal. De Leroy Merlin.

¿Te gusta este luminoso salón comedor decorado con estilo nórdico? Toma nota de cómo conseguir un comedor con ese precioso look, e imprimir un estilo actualísimo al mismo. En la foto se ha colocado una mesa de madera en tono haya y líneas sencillas, adornada con un bodegón de velas y jarrones... Y se ha acompañado de un conjunto de sillas en el que se mezclan varios modelos: los diseños industriales en metal, pintados en un gris lavanda, quedan de maravilla con sillas tipo DSW, con asiento en plástico, que además combinan con el aparador, de Ikea.

SEPARAR CON VANOS SIN PUERTAS

Hearst

Si el comedor se encuentra en una habitación independiente, pero no tiene mucha luz porque es interior, una excelente opción es abrir un vano en la pared (siempre que no sea un muro de carga) en forma de arco o similar. Así cada ambiente queda separado, pero recibe la luz natural del contiguo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones