Consejos e ideas para completar el salón con butacas

La butaca es una pieza que combina a la perfección comodidad y elegancia, aporta carácter y personalidad y, gracias a su versatilidad, la puedes colocar en cualquier estancia. Estos ejemplos pertenecen al salón.

Ideas para butacas en el salón
Hearst

Es decir "salón" y ya nos viene a la mente esa butaca ideal que siempre hemos buscado. Un complemento perfecto en los asientos que tu hogar que has de elegir con cuidado y considerando varios factores. Tranquila, porque para facilitarte la tarea te los hemos agrupado en cuatro apartados.

Primero nos vamos a fijar en la composición. Si vas a ubicar tu butaca en la zona de estar, tendrás que tener en cuenta las dimensiones de la estancia y cómo coordinarla con el sofá. Para espacios pequeños, lo mejor es que apuestes por una distribución en "U", es decir, el sofá apoyado en la pared más larga y una butaca a cada lado o bien en "L", situando las butacas en uno de los lados del sofá en perpendicular. Si tu salón tiene más metros, enfrenta dos sofás y añade auxiliares a cada lado. Y una clave deco básica: las simetrías tienen el poder de transmitir orden y mesura. Si por el contrario quieres comunicar movimiento y naturalidad, busca modelos con formas o tapizados diferentes.

Dependiendo del uso que vayas a dar a las butacas elegirás un modelo u otro. En el salón buscarás butacas donde prime el estilo y sin grandes armazones, para no dificultar el contacto visual ni la conversación. Si la vas a poner en un rincón para la lectura, la mejor es una que permita sentarse en una posición erguida y si la vas a emplear para relajarte en el salón o en el dormitorio, las opciones más adecuadas son las reclinables, las que tienen reposapiés o las clásicas con orejeras.

Los materiales más habituales los tapizados de las butacas son el cuero y la tela. En el primer caso, el resultado es un asiento cálido y confortable, ya que la piel tiene la característica de adaptarse a la temperatura corporal. Es duradero, pero un poco caro, de ahí que se utilice cada vez más el cuero sintético, más barato y fácil de limpiar. Las tapizadas en tela te permitirán elegir entre más texturas, diseños y colores y crear piezas más personales y originales.

Finalmente, también tendrás que contar, a la hora de elegir un modelo, con el tipo de decoración que predomine en la estancia. Las butacas más clásicas, hechas de madera y trabajadas minuciosamente y las de grandes orejeras y brazos son perfectas para ambientes clásicos o modernos con toques retro. En estancias bohemias, quedarán muy bien las tipo balancín, y en las habitaciones nórdicas, las de líneas sencillas y colores en tonos pastel.

¿Qué sensación quieres transmitir en tu cuarto de estar? Si buscas armonía y equilibrio, coloca un par de butacas gemelas, como estas de Car Möbel.
Hearst

Toma medidas: deja entre sofá ybutaca al menos 75-80 cm parafacilitar el paso.

Las butacas suelen tener una estructura de madera o de metal, ambas bastantes resistentes, pero difíciles de desplazar, para ganar un asiento, a no ser que tengas ruedas. Las de fibra natural son ideales para el exterior y para espacios de interior pequeños, pues su trama deja pasar la luz y, al pesar poco, podrás desplazarlas fácilmente.
Hearst

Busca un rincón cómodo y tranquilo, pon una butaca y lámpara de pie y ya tienes tu zona de lectura.

Ideas para butacas en el salón
A la hora de elegir un color, tendrás que tener en cuenta el resto de muebles de la estancia. Si priman los tonos neutros, escoge una butaca en colores más intensos, como el granate o azul, o estampados geométricos y florales. Pero si ya hay mucho color, elige tonalidades neutras, gris o beis, como esta tela de Osborne & Little.
Hearst

La alfombra que pongas debe incluir al menos las patas delanteras de las butacas y del sillón.

Aunque el capitoné es una técnica de tapizadoque se relacionaba con el estilo clásico, hoy en día encaja en todos los ambientes. Su característico acolchado en relieve con remaches puede estar elaborado en cuero, ideal en estancias de aire industrial o retro, o en tela con estampados florales, perfecto para estilos bohemios. Esta butacas son de Vintage 4P.
Hearst

No todos los muebles tienen que ser del mismo color, pero sí es necesaria una armonía cromática.

Crea un ambiente propicio para recibir en casa con algún asiento auxiliar extra en la zona de estar. Aquí tienes varias opciones para poder elegir:

BUTACAS DE MATERIALES NATURALES

Sillón modelo

ULRIKSBERG, de ratán trenzado, de Ikea.

Hearst

¿Te gustan los ambientes frescos y ligeros? Opta por una butaca de fibra vegetal como asiento auxiliar, pondrá una nota desenfadada en todo el salón.

UNA ALTERNATIVA INTERESANTE

Butacas tapizadas con tela estampada de Gancedo.
Hearst

Si no te convence la fórmula convencional de los dos sofás enfrentados o en ángulo, puedes reemplazar uno de ellos por una pareja de butacas, eso sí, deberán ser de tamaño generoso y tapicería bien escogida.

¡QUÉ BUTACA TAN COQUETA!

Rompe el equilibrio monocromático de tu salón con un detalle en un tono subido.

De venta en La Redoute Home.
Hearst

Una descalzadora como ésta, de capitoné tapizada en rosa, será el centro de todas las miradas.

UNA BUTACA DE DISEÑO MUY ACTUAL

Banqueta de cuero blanco, de SuperStudio.
Hearst

Completar la zona de estar con banquetas o pufs es una solución magnífica para la falta de asientos en el salón. La ventaja de esta opción es que al no tener respaldos, visualmente el espacio queda despejado. Si, además, se eligen acabados en blanco, se aligerará aún más la zona.

MEZCLA ESTILOS

Las piezas vintage y las de aire industrial casan de maravilla en espacios sencillos.

Butacas, de Ladies and Gentleman.
Hearst

La clave para integrar ambos estilos está en contar con paredes y suelos de color blanco. Aquí destacan las dos butacas de metal negro junto a un aparador celeste envejecido. Una combinación preciosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones