Alimentos para combatir la depresión y la ansiedad

Hay estudios que demuestran que el cambio en la dieta puede tener un efecto profundo en el estado de ánimo y la salud mental. Revelamos los 7 mejores alimentos para combatir la depresión y la ansiedad, y para lograr un estado feliz, sano y en equilibrio.

image

Los alimentos y nutrientes que ingerimos son esenciales cuando se trata de mantener el cerebro y el cuerpo sano y funcional -así que tenemos que asegurarnos de que conseguimos el equilibrio justo. Si no lo hacemos, como resultado, nuestra salud y la productividad pueden comenzar a disminuir.
Los alimentos que consumimos no sólo afectarán a nuestro organismo, también pueden tener un profundo impacto en nuestra salud mental. Todos conocemos los peligros físicos de hartarse de hamburguesas con queso, pero ¿sabías que también tienen un impacto en nuestro estado de ánimo?
Según Jerome Sarris -investigador en la Universidad de Melbourne- una dieta saludable es vital para mantener nuestra mente funcionando a un nivel saludable. Argumenta que la depresión y otras enfermedades mentales pueden estar directamente relacionados con la mala alimentación y las deficiencias de nutrientes.
Estudios clínicos -junto a la investigación de Jerome- demuestran que ciertos nutrientes (tomados junto con suplementos medicinales) pueden tener un efecto beneficioso significativo en los trastornos de salud mental.
Nutrientes como los ácidos grasos omega-3, zinc, magnesio, vitamina D y B, así como aminoácidos, antioxidantes y la macrobiótica a base de plantas -derivados de los alimentos fermentados- son impulsores naturales que trabajan para mejorar la salud del cerebro, calmar la ansiedad y protegerse contra ataques de depresión.
Mientras que estos nutrientes ayudan a mejorar la función cerebral y el estado de ánimo, no podemos depender solamente de estos alimentos para el tratamiento de problemas de salud mental. Sin embargo, la investigación de Jerome confirma que sin duda puede tener un impacto beneficioso cuando se trata de mantener el funcionamiento de la mente y el cerebro en equilibrio.
Apegarse a una dieta de alimentos no procesados junto con la ayuda de siete nutrientes claves potencialmente podría ser la clave para mantener su mente feliz y saludable, dejando la ansiedad y la depresión firmemente cerrada detrás de una puerta cerrada con llave.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nutrientes esenciales

Los alimentos y nutrientes que ingerimos son esenciales cuando se trata de mantener el cerebro y el cuerpo sano y funcional -así que tenemos que asegurarnos de que conseguimos el equilibrio justo. Si no lo hacemos, como resultado, nuestra salud y la productividad pueden comenzar a disminuir.
Los alimentos que consumimos no sólo afectarán a nuestro organismo, también pueden tener un profundo impacto en nuestra salud mental. Todos conocemos los peligros físicos de hartarse de hamburguesas con queso, pero ¿sabías que también tienen un impacto en nuestro estado de ánimo?
Según Jerome Sarris -investigador en la Universidad de Melbourne- una dieta saludable es vital para mantener nuestra mente funcionando a un nivel saludable. Argumenta que la depresión y otras enfermedades mentales pueden estar directamente relacionados con la mala alimentación y las deficiencias de nutrientes.

1. Omega-3

Los ácidos grasos Omega-3 juegan un papel fundamental en el mantenimiento de una saludable función cerebral. No solo reducen el riesgo de enfermedades del corazón, además ayudan a controlar estados de ánimo, brotes depresivos, bipolares y estrés postraumático.

¿Dónde encuentras Omega-3s? Sardines, anchoas, caballa y salón, nueces, semillas y ostras.

2. Vitamina B

Las vitaminas del grupo B juegan un papel fundamental en la producción de químicos que afectan el estado de ánimo y otras funciones cerebrales.

Vitaminas del complejo B y el ácido fólico se han relacionado con una mejora frente a la depresión, por lo que mantener sus niveles podría ser clave para la mejora del estado de ánimo. Alimentos como carnes sin procesar, huevos, quesos, lácteos, granos integrales y frutos secos son ricos en vitamina B.

3. Aminoácidos

Los aminoácidos trabajan para aumentar la dopamina y la serotonina en el cerebro -químicos  que ayudan a mantener el equilibrio del estado de ánimo-. Impulsar estos niveles puede hacer maravillas si tienes tristes. Los aminoácidos se encuentran generalmente en cualquier fuente de proteínas que son generalmente carnes, mariscos, huevos, frutos secos y legumbres.

4. Minerales

Minerales como el zinc, el magnesio y el hierro mantienen nuestro sistema inmunológico saludable y también ayudan a activar las funciones neurológicas. Elevando sus niveles ayudará a combatir un estado de ánimo depresivo y la ansiedad, a la vez que ayuda al sistema inmunológico a proteger el cuerpo contra enfermedades.

Puede obtener los minerales necesarios en carnes magras, ostras, cereales integrales, semillas de calabaza y nueces, todos estos son ricos en zinc. El magnesio se encuentra principalmente en los frutos secos, legumbres, cereales integrales y verduras de hoja verde. Para elevar los niveles de hierro: carnes sin procesar, hígado de pollo, almejas, semillas de girasol, nueces, frijoles, granos enteros, vegetales de hojas verdes como la espinaca, el chocolate negro y el tofu.

5. Vitamina D

Puedes elevar fácilmente los niveles de vitamina D con sólo salir al exterior y tomar un poco de sol. Pero para los días en que hay poco sol completa la dieta con pescado azul, setas -con exposición UVB-, leche, huevos, carne de cerdo, zumo de naranja y queso de soja.

6. Antioxidantes vegetales

Altos niveles de antioxidantes en la dieta puede ayudar a restaurar las células del daño de los radicales libres. Pero también pueden afectar al estado de ánimo, por lo que aumentar estos niveles de forma natural podría ayudar a combatir depresiones. Incluye estos alimentos a la dieta uvas, arándanos, bayas rojas, frutos secos, verduras de color verde oscuro, té, granos enteros, frijoles y pescado.

7. Macrobióticos

Algunos estudios han demostrado la relación que hay entre las bacterias en nuestros intestinos y la salud neuronal, por lo que mantener su estómago lleno de probióticos saludables puede ser una forma sencilla para ayudar a tratar la depresión y la ansiedad. Asegúrate de complementar la dieta con alimentos fermentados, incluyendo el tempeh, chucrut, kéfir y yogur, así como los alimentos ricos en macrobióticos como la quinua, avena, centeno, espelta, tubérculos, vegetales de hojas verdes, frijoles y nueces.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar