Dieta mediterránea: Recetas con tomate

Las recetas que te mostramos aquí son más que un menú. Se trata de un estilo de vida slow que combina comidas compartidas, siesta e ingredientes locales. Por ejemplo, los tomates.

image
1 de 6
Pa amb tomàquet

La receta tradicional es, de por sí, exquisita. Pero si, además, haces unas pequeñas variaciones, el éxito está asegurado. Por ejemplo, unas mini tostas de pan crujiente con jamón cortado muy fino y unos tomatitos cherry confitados.
PREPARACIÓN: Calienta en un cazo 400 ml de vinagre de manzana con 300 gr de azúcar y déjalos cocer 15 minutos. Añade los tomates y cuece 5 minutos más. Espera a que se enfríen antes de tomarlos. Si te sobran, puedes guardarlos en un envase con cierre hermético.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Ensalada en gelatina

INGREDIENTES: 500 ml de gelatina sin sabor • 200 gr de queso de cabra en rulo • 3 tomates • 25 gr de hojas de rúcula • Vinagre de Módena • Pimienta • Sal.
PREPARACIÓN: Lava las hojas de rúcula y sécalas. Enjuaga los tomates y córtalos en rodajas. Corta, también, el queso en láminas. Aliña con aceite, vinagre, pimienta y sal. Prepara la gelatina según las instrucciones del fabricante. En un molde, coloca una base de gelatina y deja que solidifique. Reserva el resto. Encima, alterna capas de rodajitas de tomate y de queso. Corona con la rúcula y añade el resto de la gelatina. Mételo en la nevera hasta que solidifique del todo. Desmolda y sirve el pastel invertido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Tarta de tomate

INGREDIENTES: 250 gr de masa quebrada • 8 tomates verdes • 150 gr de azúcar • 1 chorrito de limón • 200 gr de queso mascarpone • 2 cucharadas de azúcar glas.
PREPARACIÓN: Precalienta el horno a 180ºC. En un cazo, pon a calentar el azúcar glas con el chorrito de limón. Cuando se caramelice, retíralo del fuego y vierte la mezcla en un molde para tarta. Lava los tomates, sécalos y córtalos en rodajas finas. Repártelas sobre el caramelo, a lo largo de todo el fondo. Extiende la masa quebrada sobre una superficie ligeramente enharinada y córtala del tamaño de tu molde. Colócala sobre las rodajitas de tomate y hornea 30 minutos. Pasado ese tiempo, sácala, desmolda y deja que la tarta se enfríe. Mezcla el queso mascarpone con el azúcar glas. Adorna la tarta con la espuma de queso y, si quieres, con un poco de azúcar moreno espolvoreado. Otra opción es preparar tartaletas en moldes individuales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Helado de gazpacho

INGREDIENTES: 4 tomates • 2 pepinos • 1 pimiento verde • Media cebolla • 2 dientes de ajo • Cominos • Hojas de menta • Aceite de oliva virgen extra • Vinagre de Jerez • Sal • Sandía • Agua • Aceite de albahaca.
PREPARACIÓN: Pela los tomates, los pepinos, la cebolla y los ajos. Corta toda la verdura en trozos y tritúrala con ayuda de la batidora. Añade el aceite, el vinagre, la sal, los cominos y agua al gusto. Tritura de nuevo y mételo en el congelador. Al cabo de una hora, saca y remueve con una cuchara para que los cristales se rompan y se haga el helado. Mételo de nuevo y repite la operación durante tres hora más. Cuando lo sirvas, acompaña el helado de gazpacho con unos trocitos de sandía, un chorrito de aceite aromatizado de albahaca y hojas de menta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Cocinar con tomates

Los tomates tienen colores intensos: rojos, naranjas, verdes... Inspírate en ellos para vestir la mesa: mantel, servilletas y vajilla darán un aire refrescante y alegre.
Si vas a pelar tomates, anota este truco: pasa la punta del cuchillo por la piel y así conseguirás que ésta pierda parte de su tensión. Te resultará más sencillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Tomates todo el año

Aprovecha cuando encuentres tomates a buen precio y déjalos secar al sol. Así dispondrás de ellos cada vez que los necesites para aderezar platos elaborados con pasta o ensaladas. Para recuperarlos, sólo tienes que sumergirlos en un cuenco con aceite la víspera. Cuando organices la reunión en casa, sácalos a la mesa en una fuente: servirán tanto de guarnición como de aperitivo o de aliño. Completa la decoración con un frutero cuajado de tomates variados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo