Flores de zanahoria

Conseguir una presentación casi profesional es posible. Basta con poner en práctica unos trucos resultones y echar mano de utensilios adecuados. En este caso preparamos un bouquet multicolor.

image
1 de 5
Una escultura de fruta

Si, pero en lugar de gerberas o claveles, son zanahorias, nabos y remolachas. Con ayuda de un sacapuntas de vegetales se hacen láminas de cada una de las verduras, se sumergen en un cuenco con hielo para que se endurezcan y, una vez escurridas, se montan en forma de flor. Espectacular ¿verdad? En el paso a paso junto a estas líneas, verás cómo se hace.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
PASO 1: Prepara la verdura

En el caso de la zanahoria, pélala. Las variedades más gruesas, como los nabos y las remolachas, se pelan y se cortan en tiras que entren en el sacapuntas para vegetales. Éste se vende por 5,12 € en www.cocineros.info.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
PASO 2: Saca punta a la zanahoria

Trabaja con mucha delicadeza, para asegurarte de obtener una lámina continua de verdura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
PASO 3: Guarda el eje

Guarda el eje rizado de la zanahoria, si en lugar de un bouquet prefieres presentar las flores con sus tallos en una fuente plana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
PASO 4: Enrolla la flor

Enrolla la lámina sobre sí misma para formar la flor. Repite la operación con el resto de verduras. ¿El toque final? Rocía el aliño sobre las flores con un vaporizador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Vídeos