Más de 20 recetas de crumble para disfrutar de un postre cálido para el invierno

Desde la manzana hasta el ruibarbo, los crumbles son el budín perfecto y reconfortante.


    Una buena receta de crumble es el postre perfecto por dulce y por reconfortante, ya sea un crumble de manzana clásico (0 un original crumble de ruibarbo) o incluso con un centro de moras. Es un postre bienvenido en cualquier momento, pero particularmente en los meses de otoño cuando las frutas que funcionan particularmente bien están en temporada. Servido con natillas, el crumble es un postre inmejorable.

    Aunque es una elaboración muy sencilla, es un postre versátil y la cobertura que le pongas a tu crumble la puedes adaptar para proporcionar numerosas versiones a la receta de crumble estándar. La mezcla tradicional que usamos en la receta del crumble de manzana, suele ser mantequilla fría en cubitos mezclada con harina normal, de modo que se parece a un pan rallado fino, al que luego se le añade azúcar glas.

    También hay coberturas de crumble con avena, como nuestra galleta flapjack o crumble de manzana, al que hemos añadido sirope dorado. Las galletas trituradas también pueden funcionar. Y no te pierdas nuestro crumble de negroni, inspirado en el cóctel, utiliza galletas de avena y galletas amaretti.

    Ficha la receta del crumble de manzana y zarzamora con ginebra de jengibre, realmente fácil de preparar y perfecta para disfrutar en un frío día de invierno. Hemos usado galletas de jengibre como parte de la cobertura del crumble.

    Los frutos secos también son una gran adición a cualquier crumble y hemos usado nueces para darle más crujiente y sabor en la mezcla de nuestro crumble de avena y ciruela. Incluso hemos agregado chocolate blanco al crumble de la receta del crumble de ciruela, vainilla y chocolate blanco, un crumble súper sencillo y súper cálido para el invierno perfecto, con extra de chocolate blanco en la cobertura del crumble.

    La receta clásica de crumble también se presta a crear muchos otros postres y variantes de los postres clásicos. Hemos creado diferentes variaciones de crumble, desde helado de crumble de ruibarbo hasta cheesecake de crumble de manzana, perfecto para una cena otoñal.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    1
    Crumble de ciruela, vainilla y chocolate blanco

    INGREDIENTES:
    - 750 g de ciruelas deshuesadas, partidas por la mitad
    - 50 g de azúcar moreno blando
    - 2 cucharaditas pasta de vainilla
    Para la cobertura:

    - 175 g de harina normal
    - 125 g de mantequilla, enfriada y cortada en cubos
    - 50 g de copos de avena
    - 75 g azúcar demerara (azúcar moreno natural)
    - 50 g de chocolate blanco, picado grueso

    1 Precalienta el horno 200°C (180°C ventilador). Para el relleno, corta las ciruelas en trozos grandes y ponlas en una cacerola grande con el azúcar, la vainilla y 2 cucharadas de agua. Tapa y cocine a fuego medio durante 5 minutos, o hasta que las ciruelas se ablanden. Vacía en una fuente para servir poco profunda y resistente al horno.
    2 Para la cobertura,
    poner la harina en un bol y frotar la mantequilla con las yemas de los dedos, hasta que la mezcla parezca pan rallado. Alternativamente, tritura la harina y la mantequilla en el tazón pequeño de un procesador de alimentos. Mezcla la avena, el azúcar demerara y el chocolate blanco y luego espolvorea sobre la capa de frutas.
    3 Hornear durante 25-30min, o hasta que el crumble esté dorado. Servir con crema pastelera o helado.

    2
    Crumble de manzana y zarzamora con ginebra de jengibre

    INGREDIENTES:
    - 450 g de moras
    - 450 g de manzanas peladas, sin corazón y picadas
    - 100 ml de sirope de jengibre, nosotros usamos Monin
    - 100 ml de ginebra
    - 125 g de harina normal
    - 50 g de mantequilla, refrigerada y en cubos
    - 50 g de azúcar en polvo
    - 1 cucharadita Jengibre molido

    1 Prepara las galletas de jengibre (aquí tienes la receta para hacer galletas de jengibre, para esta receta les hemos dado forma de muñecos) el pan de jengibre.
    2 Para el crumble
    , en un bol grande mezcla las moras, las manzanas, el sirope de jengibre y la ginebra. y vierte en un molde para tarta de 1,1 litros.
    3 Para hacer el topping,
    ponemos la harina en un bol. Añade la mantequilla y frota con las yemas de los dedos hasta que la mezcla parezca pan rallado fino. Agrega el azúcar y el jengibre molido. Vierte la mezcla de crumble sobre la fruta y hornea durante 45-50 minutos hasta que estén doradas y burbujeantes. Coloca las galletas jengibre en la parte superior del crumble y sírvelo caliente con natillas o nata, si lo deseas.

    3
    Crumble de manzana
    crumble de manzana clásico

    INGREDIENTES:
    - 125 g de harina normal
    - 50 g de mantequilla, en cubos y refrigerada
    - 50 g de azúcar moreno
    - 450 g de manzanas, peladas, sin corazón y en rodajas

    1 Precalentar el horno a 180°C (160°C ventilador). Poner la harina en un bol. Añadir la mantequilla y frotar con las yemas de los dedos hasta que la mezcla parezca pan rallado fino. Agrega la mitad del azúcar. Reserva.
    2 Disponer la mitad de las manzanas
    en un molde para tarta de 1,1 litros y espolvorear con el resto del azúcar. Haz otra capa de manzana.
    3 Vierte la mezcla
    de crumble sobre la fruta. Hornea durante unos 45 minutos o hasta que la fruta esté blanda. Servir caliente con crema pastelera o nata.

    4
    Crumble clásico de pera y mora

    INGREDIENTES:
    - 450 g de moras
    - 450 g de peras
    - zumo de 1 limón
    - 225 g de azúcar glas dorada
    - 1 cucharadita rasa de especias mixtas molidas
    - 100 g de mantequilla, picada, más extra para engrasar
    - 225 g de harina
    - 75 g de almendras molidas

    1 Lava y escurre las moras. Pela las peras y córtalas en trozos pequeños. Poner los trozos en un bol, añadir el zumo de limón y revolver bien. Agrega 100 g de azúcar glas a las peras, junto con la mezcla de especias molidas, luego echa las moras y mezcla bien.
    2 Precalienta el horno a 200°C
    (180°C horno con ventilador). Engrasa un molde hondo de 1,8 litros con un poco de mantequilla, luego vierte la fruta en una capa uniforme.
    3 Pon la mantequilla,
    la harina, las almendras molidas y el azúcar restante en la batidora y pulse hasta que la mezcla comience a parecer pan rallado. Vierte en un tazón y trabaja con las manos para hacer grumos. Vierte este crumble de manera uniforme sobre la fruta y hornea de 35 a 45 minutos hasta que la fruta esté tierna y el crumble esté dorado. Sirve con un chorrito de nata líquida o una bola de helado de vainilla.

    5
    Barritas de crumble de manzana
    Good Housekeeping

    INGREDIENTES:
    - 200 g de mantequilla
    - 125 g de azúcar en polvo
    - 200 g de harina común
    - 3 manzanas de postre, peladas y cortadas en cubitos de ½ cm
    - 1 cucharadita de canela molida
    - 2 cucharadas de zumo de limón
    - 1 cucharada de harina
    - 4 cucharadas de mermelada de frambuesa
    - 50 g de nueces pecanas picadas
    - 40 g de galletas de jengibre y nueces trituradas
    - azúcar glas para espolvorear

    1 Bate 175 g de mantequilla en la batidora con 75 g de azúcar durante 1 min. Agrega harina y una pizca de sal y mezcla hasta que se ligue. Envuelve la masa en film transparente y enfría durante 30 minutos. Precaliente el horno a 190°C (ventilador de 170°C) y cubrea un molde cuadrado de 18 cm con papel de horno. Vierte la masa, pincha con un tenedor y hornea durante 20-25 min hasta que esté dorada.
    2 Pon la mantequilla y el azúcar
    restantes en una sartén con las manzanas y la canela, y cocina a fuego lento durante 5 minutos hasta que las manzanas se ablanden. En un tazón pequeño, mezcla el zumo de limón y la harina de maíz, agrégalos a las manzanas. Continúa cocinando, revolviendo constantemente, durante 2-3 minutos hasta que la salsa se espese. Reserva.
    3 Calienta la mermelada
    en una cacerola, luego extiéndela sobre el pan horneado. Cubre con la mezcla de manzana, luego espolvorea las nueces y las galletas trituradas. Hornea durante 10 minutos y deja enfriar. Corta en barritas, espolvorea con azúcar glas y sirve.

    6
    Crumble de ciruela y manzana
    Good Housekeeping UK

    INGREDIENTES:
    - 6 ciruelas grandes
    - 3 manzanas, aprox. 500 g
    - 50 g de azúcar moreno
    - 1 cucharadita de canela molida
    - ralladura de 1 limón
    Para la cobertura de crumble:
    - 175 g de harina
    - 125 g de mantequilla, enfriada y cortada en cubos
    - 50 g de copos de avena
    - 75 g de azúcar demerara

    1 Precalienta el horno a 200°C (180°C ventilador). Corta por la mitad y deshuesa las ciruelas, luego pícalas en trozos grandes y ponlas en una fuente grande. Pela y descorazona las manzanas, pícalas en trozos grandes y añádelas a la sartén con el azúcar, la canela, la ralladura de limón y 5 cucharadas de agua. Tapa y cocina a fuego medio o lento hasta que las manzanas se ablanden, unos 5 minutos. Reserva en un plato para servir poco profundo y resistente al horno.
    2 Para hacer la cobertura,
    pon la harina en un tazón y frota la mantequilla con los dedos hasta que la mezcla parezca un pan rallado. Mezcla la avena y el azúcar demerara, luego esparce la cobertura sobre la fruta.
    3 Hornea durante 25-30 min
    o hasta que el crumble esté dorado. Sirve inmediatamente con flan o helado de vainilla.

    7
    Crumble de Negroni

    INGREDIENTES:
    - 25 ml de ginebra
    - 40 ml de Campari
    - 40 ml de vermut dulce, tipo Matini Rosso
    - 50 g de azúcar
    - 750 g de bayas mixtas congeladas
    - 2 cucharadas de harina de maíz
    Para la cobertura:

    - 75 g de galletas de avena, trituradas
    - 50 g de galletas amaretti, trituradas
    - 50 g de nueces en mitades, picadas
    Para servir:

    - ralladura de 1 naranja
    - 250 g de crema fresca de vainilla

    1 Para hacer la cobertura, mezcla las galletas y las nueces. Reserva. Mezcla la ralladura en las natillas y enfría hasta que se necesite.
    2 Para el relleno,
    calienta en una sartén a fuego lento la ginebra, el Campari, el vermut y el azúcar, removiendo de vez en cuando hasta que se disuelva el azúcar. Sube el fuego a medio/alto y añade la fruta y la harina de maíz. Lleva a ebullición, revolviendo constantemente. Cocina, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté bien caliente, tratando de mantener la fruta lo más entera posible. Vacía en un molde para pastel de tamaño mediano.
    3 Sirve con la crema pastelera de naranja.

    8
    Crumble de moras

    INGREDIENTES:
    - 100 g de mantequilla fría sin sal, extra para engrasar
    - 150 g de harina
    - 1/2 cucharadita de canela
    - 100 gde azúcar demerara
    - 50 g de almendras, picadas en trozos grandes
    Para el bizcocho:

    - 200 g de mantequilla sin sal, blanda
    - 225 g de azúcar en polvo
    - 4 huevos medianos
    - 175 g de harina
    - 2 cucharaditas de levadura en polvo
    - 1 cucharadita canela
    - 1/4 cucharadita de sal
    - 50 g de almendras molidas
    - 1 cucharadita de extracto de vainilla
    - 500 g de moras

    1 Precalienta el horno a 180 °C (ventilador de 160 °C). Engrasa y cubra un molde para hornear de 30,5 x 20,5 cm con papel de hornear. Para hacer el crumble, trocea la mantequilla y ponla en un bol mediano con la harina y la canela. Frote con las yemas de los dedos hasta que se aglutine. Mezcla el azúcar y las almendras y reserva.
    2 Para el bizcocho,
    bate la mantequilla y el azúcar en un bol grande hasta que quede esponjoso. Añade los huevos. Aparte, tamiza la harina y la levadura y mezcla con la canela, la sal, las almendras y el extracto de vainilla. Bate la mezcla de ingredientes secos con los húmedos y vierte en el molde. Reparte por encima las moras y luego el crumble.
    3 Hornea durante 1 hora
    o hasta que suba y esté firme. Enfriar en el molde y cortar en 20 cuadrados.

    9
    Crumble de ruibarbo
    Good Housekeeping UK

    INGREDIENTES:
    - 450 g de ruibarbo, cortado y picado
    - 2 bolas de jengibre en almíbar, escurrido y picado
    - 125 g de azúcar mascabado claro
    - 75 g de mantequilla
    - 125 g de harina común

    1 Precalienta el horno a 180°C (160°C horno con ventilador). Poner el ruibarbo en un molde para pastel de 1,1 litros con el jengibre y espolvorea con la mitad del azúcar.
    2 Pon la mantequilla
    y la harina en la batidora y mezcla para hacer una masa gruesa parecida a pan rallado. Agrega el azúcar restante y pulse una o dos veces para mezclar bien.
    3 Vierte la cobertura
    sobre la fruta y hornee durante 50-60 minutos o hasta que el budín esté dorado y burbujeante.

    10
    Crumble de manzana Flapjack
    Good Housekeeping

    INGREDIENTES:
    - 40 g de mantequilla
    - 50 g de mermelada de albaricoque
    - ½ cucharadita de canela molida
    - 1 k de manzanas
    - ralladura de ½ limón
    Para la cobertura:

    - 100 g de sirope dorado
    - 100 g de azúcar demerara
    - 100 g de mantequilla, picada
    - 150 g de gachas de avena
    - 50 g de harina

    1 Precalienta el horno a 180°C (160°C ventilador). Para hacer la mezcla de manzana, calienta la mantequilla, la mermelada y la canela hasta que la mantequilla y la mermelada se derritan juntas. Reserva.
    2 Pela, descorazona y pica
    las manzanas en trozos pequeños. Agrega a la mezcla de mermelada, luego cocina, tapado, durante unos 5 minutos (revolviendo ocasionalmente) hasta que las manzanas estén bastante blandas. Mezcla la ralladura de limón y colócalo en una fuente de servir resistente al horno de 1,5 litros.
    3 A continuación, haz la cobertura.
    Vierte el sirope en la sartén vacía y luego agrega el azúcar demerara y la mantequilla. Calienta suavemente, revolviendo, hasta que el azúcar se disuelva. Retira la sartén del fuego y agrega la avena y la harina. Vierte sobre la mezcla de manzana, dejándola bastante grumosa. Hornea durante unos 20-25 min o hasta que esté dorado. Sirve inmediatamente con helado de vainilla o natillas.

    11
    Crumble de manzana en frascos
    Good Housekeeping

    INGREDIENTES:
    Para la cobertura:
    - 125 g de mantequilla fría sin sal
    - 175 g de harina común
    - 50 g de azúcar glas
    Para el relleno:

    - 6 manzanas peladas, sin corazón y cortadas en cubitos
    - 40 g de mantequilla sin sal
    - 1 cucharadita de canela

    1 Precalienta el horno a 200°C (ventilador de 180°C). Para la cobertura, combina con los dedos la mantequilla y la harina para que parezca pan rallado, luego añade el azúcar. Distribuye sobre una bandeja y hornee durante 20-25 minutos hasta que estén doradas.
    2 En una sartén,
    cocina a fuego lento las manzanas con la mantequilla y la canela hasta que estén suaves, luego coloca la mezcla de manzana con el crumble en capas en 4 frascos.
    3 Sirve con crema pastelera
    o helado.

    12
    Crumble de ciruelas y bayas
    Good Housekeeping

    INGREDIENTES:
    - 450 g de ciruelas maduras, cortadas por la mitad y sin hueso
    - 6 cucharadas de miel de maple
    - 2 y 1/2 cucharadita de canela molida
    - 3 cucharaditas de extracto de vainilla
    - 300 g de bayas mixtas congeladas, descongeladas
    - 1 cucharada de harina de maíz (Maizena)
    - 100 g de copos de avena
    - 75 g de harina integral
    - 50 g de almendras en copos
    - 75 g de aceite de coco

    1 Precalienta el horno a 200°C (180°C ventilador). Pon las ciruelas en una sartén con 2 cucharadas de agua, 3 cucharadas de jarabe de arce, 1 cucharadita de canela y vainilla. Tapa y cocina a fuego lento durante unos 5 minutos, hasta que estén tiernas. Añade las bayas, con su jugo, y la harina de maíz, y mezcla bien. Vierte la mezcla en una fuente para horno de 1,1 litros.
    2 En un bol grande,
    mezcla el jarabe de arce restante, la canela y la vainilla con la avena, la harina, las almendras y el aceite de coco. Vierte sobre la fruta y hornea durante 20-30 minutos hasta que la fruta esté burbujeante y suave y la cobertura esté dorada.

    13
    Crumble de pera, ciruela y chocolate
    Good Housekeeping

    INGREDEINTES:
    - 4 peras, peladas, sin corazón y cortadas en trozos de 1,5 cm
    - 4 ciruelas, sin hueso y cortadas en trozos de 1,5 cm
    - 1 y ½ cucharada de azúcar glas
    - 25 g de chocolate natural, picado
    - 50 g de mantequilla, fría y en cubos
    - 60 g de harina
    - 25 g de azúcar demerara
    - 25 g de avena gigante

    1 Precalienta el horno a 180 °C (ventilador de 160 °C). Pon las peras, las ciruelas, el azúcar glas y el chocolate en un bol mediano y mezclar bien. Divide entre cuatro moldes de 250 ml luego cubre cada uno con una pequeña nuez de mantequilla.
    2 Pon la harina y la mantequilla restante en la batidora y mezcla hasta que la mezcla parezca pan rallado fino. Agrega el azúcar demerara y la avena. Divide la cobertura entre los moldes.
    3 Hornea durante 25-30 minutos
    hasta que estén doradas. Sirve inmediatamente con crema pastelera o helado de vainilla.

    14
    Tarta crumble de ruibarbo y naranja
    Good Housekeeping

    INGREDIENTES:
    Para el pastel:
    - 200 g de harina
    - 125 g de mantequilla, cortada en trozos pequeños
    - 25 g de azúcar glas dorada
    Para el relleno:
    - 550 g de ruibarbo, en trozos de 2,5 cm
    - 50 g de azúcar glas dorado
    - ralladura de 1 naranja
    - zumo de 1⁄2 naranja
    Para la cobertura:

    - 50 g de harina
    - 25 g de almendras molidas
    - 50 g de azúcar mascabado claro
    - 25 g de mantequilla, cortada en trozos pequeños
    Para la crema de flor de saúco:

    - 28o ml de nata
    - 1 cucharada de azúcar glas dorada
    - 1 cucharada de licor flor de saúco

    1 Para hacer la masa: poner la harina, la mantequilla y el azúcar en un procesador de alimentos y batir hasta que parezca pan rallado. Agrega 2 cucharadas de agua fría y vuelve a batir para formar una masa suave. Envuelve la masa en film transparente y enfría durante al menos 30 minutos.
    2 Desenvuelve la masa
    y colócala sobre una superficie ligeramente enharinada. Estira y usa para forrar un molde de 10 x 35,5 cm, de fondo suelto. Reserva en el refrigerador para que se enfríe durante 30 minutos. Precalienta el horno a 200°C (180°C horno con ventilador). Cubre la base enfriada con papel de horno, cubre con garbanzos y hornea durante 10-12 min, luego retira los garbanzos y el papel, y volver a meter al horno 10 min más hasta que la masa esté ligeramente dorada.
    3 Para el relleno:
    pon el ruibarbo, el azúcar glas, la ralladura de naranja y el zumo en una cacerola y llevar a ebullición. Cocina a fuego lento durante 6-8 minutos hasta que el ruibarbo se haya ablandado. Dejar enfriar.
    4 Para hacer el topping:
    pon la harina, las almendras, el azúcar mascabado y la mantequilla en la batidora y bate brevemente hasta que parezca pan rallado. Vierte el relleno de ruibarbo en la base de pastelería y nivela. Cubre con una capa uniforme de la mezcla de crumble y hornea 20 minutos hasta que esté dorado pálido. Deja enfriar un poco antes de servir.
    5 Para hacer la crema de flor de saúco:
    pon la nata, el azúcar glas y el licor de flor de saúco en un bol y mezcla con una batidora manual a punto de nieve. Sirve con la tarta caliente.

    15
    Crumble de avena, ciruelas y nueces
    Good Housekeeping

    INGREDEINTES:
    - 700 g de ciruelas, cortadas por la mitad y sin hueso
    - 125 g de azúcar moreno suave
    - ½ cucharadita de canela molida
    - 75 g de harina y harina común integral (mitad y mitad)
    - 125 g de mantequilla, cortada en cubitos
    - 50 g de nueces, picadas en trozos grandes
    - 50 g de avena

    1 Precalienta el horno a 200 ºC (180ºC ventilador). Pon las ciruelas en una cacerola con 2 cucharadas de agua, 25 g de azúcar y la canela. Cocina a fuego lento durante 5 minutos hasta que se ablande. Vierte la mezcla de frutas en una fuente para horno.
    2 Tamiza ambas harinas
    en un bol grande, añadiendo el salvado que queda en el colador. Frota la mantequilla. Agrega el azúcar restante, las nueces y la avena. Espolvorea encima de la fruta, luego hornea durante 20-30 minutos hasta que la fruta esté burbujeante y suave y la cobertura esté dorada.

    16
    Crumble de budín de pera y ruibarbo
    Good Housekeeping

    INGREDIENTES:
    - 450 g de ruibarbo
    - 2 peras maduras
    - 75 g de azúcar demerara
    - 1 cucharadita de canela molida
    - 50 g de mantequilla fría
    - 75 g de harina leudante
    - galletas de mantequilla
    - 50 g de avellanas enteras
    - 500 g de yogur natural griego

    1 Precalienta el horno a 180°C (ventilador de 160°C). Lava el ruibarbo y cortarlo en trozos de 2,5 cm. Pela, descorazona y pica las peras en trozos grandes. Coloca la fruta en una fuente para hornear pequeña y poco profunda y espolvoree 25 g de azúcar y canela. Mezcla bien. A continuación, haz la mezcla de crumble. Pon la mantequilla en la batidoras, agrega la harina y el azúcar restante y mezcla hasta que parezca pan rallado.
    2 Parte en trocitos
    las galletas de mantequilla y añade a la batidora con las avellanas. Vuelve a batir durante 4-5 segundos hasta que la se mezcle pero aún se vea áspera. Espolvorea el crumble sobre la fruta, extendiéndolo hasta los bordes y presionando con el dorso de una cuchara de madera. Hornea durante 40-45 minutos o hasta que la cobertura esté dorada y crujiente. Deja enfriar.
    3 Divide la mitad
    del crumble enfriado entre ocho platos o vasos para servir. Vierte el yogur encima, luego termina con el resto del crumble. Con un cuchillo o una brocheta, revuelve el crumble con el yogur. Sirve tibio o frío.

    17
    Crumble caliente de pera y chocolate blanco
    Good Housekeeping

    INGREDIENTES:
    - 100 g de mantequilla blanda
    - 100 g de azúcar mascabado claro
    - 100 g de harina leudante
    - 1 cucharadita de polvo de cacao
    - 1 huevo mediano
    - 2-3 gotas de esencia de almendras
    - 4 moldes de 250 ml
    - 50 g de chocolate blanco
    - 2 peras maduras
    - 25 g de almendras en copos
    - helado de vainilla para servir

    1 Precalienta el horno a 180ºC (ventilador de 160ºC). Bate 50 g de mantequilla, azúcar mascabado ligero y harina leudante, 1 cucharadita de cacao en polvo, 1 huevo mediano y 2-3 gotas de esencia de almendras hasta que quede suave. Divide entre los moldes ligeramente untados con mantequilla.
    2 Pica 50 g de chocolate blanco
    y esparce la mitad por encima. Pela, descorazona y pica las peras y divide entre los moldes. Frota 50 g de mantequilla con la harina, levadura y azúcar mascabado ligero hasta que la mezcla parezca pan rallado.
    3 Agrega 25 g de almendras
    en copos y el chocolate restante, luego espolvorea sobre las peras y hornea durante 20 minutos o hasta que estén doradas. Sirve caliente con helado de vainilla.

    18
    Helado de crumble de ruibarbo
    Good Housekeeping

    INGREDIENTES:
    - 500 g de ruibarbo, en trozos de 5 cm
    - 75 g de azúcar glas
    - 300 ml de nata
    - 225 g de leche condensada
    - 1 vaina de vainilla, semillas raspadas
    Para el crumble:

    - 50 g de azúcar moreno
    - 75 g de mantequilla sin sal, en cubos y refrigerada
    - 100 g de harina

    1 Precalienta el horno a 190°C (ventilador de 170°C). Para hacer el crumble, frota la mantequilla en la harina en un tazón mediano con los dedos hasta que la mezcla parezca pan rallado. Mezcla con azúcar. Esparce el crumble en grupos en una bandeja para hornear. Reserva.
    2 Lava el ruibarbo
    y escurre el exceso de agua. Colócalo en una fuente para horno, mezcla el azúcar y cubre con papel de aluminio. Pon el crumble y el ruibarbo en el horno; hornea el crumble durante unos 15 minutos hasta que esté dorado y el ruibarbo durante 20-25 minutos hasta que esté suave y tierno. Deja enfriar el crumble. Vierte el ruibarbo en una batidora y bate hasta obtener un puré. Deja enfriar.
    3 Rompe el crumble en trozos
    de 1,5 cm. En un tazón grande, bate la nata, la leche condensada y las semillas de vainilla a punto de nieve. Bate todo menos 3 cucharadas de puré de ruibarbo enfriado en la mezcla de nata y 1/3 de la migaja. Vierte en un molde cuadrado de 20,5 cm. Rocía sobre el puré de ruibarbo restante y crea líneas como mármol con un pincho o un cuchillo. Esparce el crumble restante. Cubre con film transparente y congela hasta que esté sólido. Para servir, deja que se ablande a temperatura ambiente durante 15 minutos antes de sacar las bolas.

    19
    Tarta de queso con crumble de manzana
    GH UK

    INGREDIENTES:
    - 2 manzanas (625 g), peladas y cortadas en trozos grandes
    - 100 g de azúcar moreno suave
    - 150 g de mantequilla sin sal, derretida, extra para engrasar
    - 300 g de galletas digestivas
    - 500 g de queso mascarpone
    - 125 g de azúcar glas
    - 1 cucharadita de extracto de vainilla
    - 1 cucharadita de canela
    - 150 ml de nata
    Para la cobertura:

    - 125 g de harina común
    - 60 g de azúcar moreno blando
    - 60 g de mantequilla sin sal

    1 Pon las manzanas en una cacerola con el azúcar moreno y 2 cucharadas de agua. Revuelve durante un par de minutos a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto, lleva a ebullición, tapa y cocina a fuego lento durante 4-5 minutos hasta que las manzanas estén tiernas sin que se rompan. Cuela las manzanas y enfríalas. Reserva la cacerola de manzana vacía.
    Mientras tanto, engrasa ligeramente un molde desmontable antiadherente redondo de 20,5 cm. Tritura las galletas en la batidora. Agrega la mantequilla derretida y mezcla. Vierte en el molde para crear una base firme.
    2 En un bol grande,
    bate el queso mascarpone, el azúcar glas, el extracto de vainilla y la canela con una batidora eléctrica de mano hasta que quede suave. Añade la nata y vuelve a batir hasta que espese. Incorpora dos tercios de los trozos de manzana enfriados y escurridos hasta que se distribuyan uniformemente. Vierte la mezcla de queso en el molde y extiéndala para hacer una capa uniforme. Enfría en la nevera durante al menos 6 horas o toda la noche.
    3 Vierte el líquido de cocción
    de la manzana en la cacerola vacía, lleva a ebullición durante 1 minuto, luego retira del fuego y deja enfriar. Reserva en una jarra tapada a temperatura ambiente.
    4 Para el crumble. Precalienta el horno a 180°C (ventilador de 160°C) y forrar una bandeja de horno grande con papel de horno. Pon la harina en un bol con una pizca de sal. Agrega la mantequilla y el azúcar, y frota con las yemas de los dedos hasta que no queden grumos visibles de mantequilla y la mezcla parezca pan rallado. Extiende la mezcla sobre la bandeja preparada y hornea durante unos 15 minutos, hasta que estén crujientes y doradas. Deja enfriar completamente en la bandeja, luego tapa la bandeja y reserva a temperatura ambiente.
    5 Para servir,
    retira el pastel de queso del molde y transfiérelo a un plato para servir o a un soporte para tartas. Espolvorea con la mayor parte del crumble, los trozos de manzana restantes y luego espolvorea con el resto de crumble. Rocía con el almíbar y sirve en porciones.

    20
    Tarta de crumble de ciruelas

    INGREDIENTES:
    - 150 g de mantequilla, a temperatura ambiente
    - 200 g de azúcar morena suave
    - 3 huevos medianos, ligeramente batidos
    - 100 g de crema agria
    - 300 g de harina leudante
    - 6 ciruelas, sin hueso y cortadas en gajos
    - 50 g de azúcar demerara

    1 Precalienta el horno a 180°C (ventilador de 160°C) y cubre un molde de 20,5 cm x 30,5 cm con papel para hornear. Pon 100 g de la mantequilla en un tazón con el azúcar moreno suave y bate con una batidora de mano hasta que esté esponjosa, unos 3 minutos. Bate los huevos y la crema agria, luego usa una cuchara grande de metal para incorporar 200 g de harina. Vierte la mezcla en el molde preparado, nivela la superficie y luego coloca los gajos de ciruela.
    2 En un tazón aparte,
    frota la mantequilla restante y la harina para hacer una mezcla desmenuzada y agrega el azúcar demerara. Espolvorea la mezcla sobre el pastel, luego hornea 40 minutos o hasta que esté dorado.
    3 Sirve tibio
    o a temperatura ambiente con helado o natillas, si lo deseas.

    21
    Helado de crumble de canela
    Good Housekeeping

    INGREDIENTES:
    - helado de vainilla
    - 150 g de harina común
    - 75 g de azúcar mascabado claro
    - 75 g de mantequilla
    - 2 cucharaditas rasas de canela molida

    1 Precalienta el horno a 190ºC (170ºC horno ventilado). Pone la harina en un bol grande, añade el azúcar, la mantequilla y la canela, y frota hasta que la mezcla parezca pan rallado. Extiende el crumble sobre una bandeja del horno antiadherente y hornea durante 10 minutos o hasta que esté dorado. Deja enfriar durante 10 minutos, luego rompe en trozos del tamaño de un guisante y reserve un tercio.
    2 Con una cuchara de madera,
    revuelve el resto del crumble en el helado. Devuelve al congelador durante al menos 2 horas hasta que esté firme.
    3 Deja reposar
    en la nevera unos 20 min antes de servir. Coloca una capa de plátanos, salsa de chocolate y helado en vasos altos para helado. Decora con un poco del crumble reservado y chocolate rallado.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo