Las 8 mejores recetas con harina de garbanzos fáciles y ricas

La harina de garbanzos es un aliado genial para la cocina. Un alimento muy versátil y un sustituto muy sano para dietas veganas o intolerantes al gluten.

bhajis de cebolla
Parker Feierbach

    La harina de garbanzos, es una harina de legumbres hecha de una variedad de garbanzos molidos. Se usa mucho en la cocina india para platos como pakoras y bhajis de cebolla, y al igual que la harina de almendras, no contiene gluten.

    Los garbanzos contienen fibra, potasio, vitamina C y vitamina B-6, disminuyendo el riesgo de enfermedades del corazón. Además, son ricos en fibra, ayudan a prevenir el estreñimiento y promueven la regularidad.Las harinas de legumbres, como las de garbanzos, lentejas o guisantes, no contienen gluten y son muy apreciadas para rebozar alimentos. Cuando la mezclas con con agua se logra una textura muy parecida a la del huevo por lo que es un gran sustituto de este en dietas veganas. Un comodín perfecto para quienes padecen intolerancia o alergia al gluten y al huevo.

    La harina de garbanzo es muy rica en vitaminas del grupo B, A, E, C y también es rica en omega 6, hierro y fibra.

    Cómo hacer harina de garbanzos casera

    La harina de garbanzos es un alimento mucho más versátil de lo que puedas creer. Es ideal para hacer tempuras, por ejemplo o cualquier rebozado que habitualmente hagas con harina de trigo. Es muy buena también para espesar salsas ya que tiene un gran poder aglutinante. Si bien es muy común encontrar harina de garbanzos en los súper mercados, al hacerlo en casa ahorrarás dinero y bajas el consumo de plásticos del envasado. Es mucho más fácil de lo que crees y puedes conservar la harina de garbanzos en un tarro, eso si con un buen cierre.

    ¿Qué necesitas para hacer harina de garbanzos? Garbanzos, solo eso, bueno y una buena batidora de vaso o procesador de alimentos. Usa garbanzos secos, crudos. La batidora deberá tener potencia suficiente para triturar los garbanzos por lo que no te arriesgues con la batidora que tengas para los smoothies.

    Ve echando los garbanzos poco a poco según empiezas a triturarlos para evitar que la máquina se recaliente. Cuando hayas triturado todos los garbanzos tamiza la harina con un colador y lograrás una harina fina y lista para usar en cualquier cocinado.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    1 Pizzas con harina de garbanzo y hummus
    Cilantroandcitronella.com

    INGREDIENTES:
    Para la masa de garbanzos:
    - 92 gramos de harina de garbanzos
    - 250 ml de agua
    - 4 cucharadas de aceite de oliva
    - 1 cucharadita de sal
    - 1 cucharadita de hierbas provenzales
    - Pimienta al gusto
    Para las pizzetas:
    - 200 gramos de hummus
    - tomates cherry cortados por la mitad
    - 2 corazones de alcachofas en cuartos
    - La mitad de un pimiento verde a dados
    - Un cuarto de una cebolla roja cortado
    - 3 - 4 champiñones picados
    - Un puñadito de aceitunas negras en rodajas
    - 1 cucharadita de alcaparras
    - Unas hojas de albahaca fresca en chiffonade

    1 Prepara la masa para la base de la pizza con la harina de garbanzos y las hierbas y hornea.
    2 Después no tendrás más que poner el hummus
    sobre la base de la pizza como harías con la salsa de tomate de una pizza normal, y el resto de los toppings y hornear unos 10 minutos.

    2 Fritura de corvina marinada con salsa de yogur
    HearstGetty Images

    INGREDIENTES (4 pers.):
    - 400 g de corvina
    - 1 limón
    - 10 g de bicarbonato sódico
    - 150 g de harina de garbanzos
    - 20 g de jengibre
    - 3 dientes de ajo
    - Pimentón dulce
    - 1 yogur natural
    - 100 g de cebollino fresco
    - 100 g de cilantro
    - Aceite de girasol
    - Sal

    1 Limpiar la corvina quitando piel y espinas y cortar en trozos de unos 5 cm. Machacar en mortero los ajos y el jengibre, todo pelado. Añadir un poco de sal. Embadurnar la corvina con la mezcla y dejar en la nevera durante 1 hora.
    2 Poner en un bol 2 dl de agua, harina de garbanzos, bicarbonato y una pizca de sal. Mezclar para que quede una crema espesa. Poner una sartén al fuego con abundante aceite de girasol. Sumergir los trozos de corvina en la mezcla, escurrir y freír en la sartén hasta que se doren. Retirar a papel absorbente.
    3 Poner en un bol yogur, cebollino picado, hojas de cilantro, el zumo de un limón y una cucharada de pimentón dulce. Remover bien. Servir la corvina frita con la salsa obtenida.

    3 Focaccia de tomates cherry y aceitunas
    Getty Images

    INGREDIENTES (6 pers.):
    - 300 g de harina
    - 100 g de harina de garbanzos
    - 1 cdta de sal
    - 5 g de levadura de panadero
    - 200 ml de agua
    - Aceite de oliva
    - Tomates cherry amarillos y rojos
    - Aceitunas verdes
    - Albahaca
    - Orégano

    1 Mezclar los dos tipos de harinas, formar un volcán y espolvorear la sal por los bordes. Diluir la levadura en el agua tibia junto con dos cucharadas de aceite. Verter en el centro del volcán todo muy bien. Amasar entre 7 y 10 minutos hasta conseguir una masa uniforme y elástica.
    2 Hacer una bola, poner en un bol engrasado, tapar con un paño y dejar reposar 1 ó 2 horas hasta que fermente o duplique su volumen. Pasado ese tiempo, estirar la masa en una bandeja engrasada y hacer unos huecos en la superficie con la punta de los dedos engrasados. Tapar y dejar reposar 30 minutos más.
    3 Precalentar el horno a 200º C. Lavar los tomates, escurrir las aceitunas y partirlas por la mitad. Repartir por la superficie de la masa. Rociar con aceite de oliva, unas gotas de agua y un poco de sal. Espolvorear con orégano y poner unas hojas de albahaca fresca. Hornear 25 minutos.

    4 Calabaza rebozada en nuez
    HearstGetty Images

    INGREDIENTES:
    - una calabaza
    - Nueces de California
    - harina de garbanzos
    - Aceite de oliva

    1 Asa la calabaza y córtala en gajos. Pásala por una mezcla de nueces picadas y harina de garbanzos.
    2 Coloca en el horno sobre papel vegetal,
    rocía con aceite de oliva y deja 15 minutos, a 180º C hasta que se doren las nueces, sin que se quemen.

    5 Bhajis de cebolla
    Parker Feierbach

    INGREDIENTES:
    - 125 g de harina de garbanzos
    - 600 g de cebollas, en rodajas
    - 1 huevo
    - 1 cucharadita de mezcla de especias garam masala
    - 1/2 cucharadita de chile en polvo
    - 2 cucharadas de aceite
    - aceite vegetal, para freír

    1 En una sartén calienta el aceite y echa las cebollas. Cocinar durante aprox. 5 min, hasta que empiecen a ablandarse. Sacar y dejar enfriar.
    2 En un tazón,
    mezcla la harina de garbanzos, el huevo, el garam masala y el chile en polvo. Añade las cebollas y 100 ml de agua. Mezcla hasta que se forme una masa espesa, añade un poco más de agua si la mezcla es demasiado dura.
    3 Llena una cacerola con aceite,
    de unos 5-6 cm de profundidad. Mójate ligeramente las manos y forma pequeñas porciones con las cebollas y la mezcla. Fríe aprox. 3-4min, dándoles la vuelta a la mitad para permitir que se doren uniformemente. Retira de la sartén y deja escurrir sobre papel de cocina. Servir con tarka daal.

    6 Pastel de garbanzos
    Hearst

    INGREDIENTES:
    - 250 g de harina de garbanzos
    - 8 g sal
    - 5 cucharadas de aceite de oliva
    - 1 huevo
    - dl de agua

    1 Precalentar el horno a 200 ºC. Mezclar en una jarra 7,5 dl de agua, ocho g de sal, cuatro cucharadas de aceite de oliva, 1/2 huevo crudo batido y 250 g de harina de garbanzos. Mezclar a mano o con batidora hasta que la harina quede disuelta.
    2 Pintar con una cucharada de aceite
    de oliva un recipiente para horno de 25 cm de diámetro. Verter sobre el molde la mezcla de agua y harina de garbanzos.
    3 Meter a horno precalentado
    el molde y dejar durante 10 minutos a 200º y después bajar la temperatura a 180º. Dejar hasta que la superficie se dore y la mezcla haya cuajado. Retirar y servir.

    7 Yorkshire puddings veganos
    HANNAH HALL

    INGREDIENTES:
    - 12 cucharaditas aceite vegetal
    - 100 g de harina común
    - 100 g de harina de garbanzos
    - 3 cucharaditas de levadura en polvo
    - 1/4 cucharadita de cúrcuma
    - 1/2 cucharadita de sal marina fina
    - 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana
    - 12 cucharaditas de aquafaba (agua de garbanzos)
    - 450 ml de leche de soja

    1 Precalentar el horno a 220° C. Una vez caliente, añade 1 cucharadita de aceite vegetal en cada orificio de una bandeja para muffins antiadherente de 12 orificios y colócala en el horno durante 20 minutos.
    2 Mientras tanto,
    tamiza la harina normal, la harina de garbanzos, la levadura, la sal y la cúrcuma en un tazón grande. En un tazón mediano, bate el vinagre, el aquafaba y la leche de soja hasta que se mezclen. A continuación, añade gradualmente los ingredientes húmedos a los secos, batiendo a medida que avanza hasta que se mezclen y consigas una masa suave. Transfiere a una jarra y reserva hasta que la bandeja para muffins y el aceite estén lo suficientemente calientes.
    3 Retira con cuidado la bandeja
    para panecillos del horno y trabaja tan rápido como puedas para llenar los agujeros para panecillos hasta ¾ de su capacidad. El aceite chisporroteará, no te alarmes. Vuelve a colocarlos en el horno y cierra la puerta lo más rápido posible. La clave para los Yorkies es mantener el horno bien caliente.
    4 Hornea durante 15 minutos, luego baja la temperatura del horno a 190°C (170°C circular) y hornea durante 15-20 minutos. Asegúrate de no abrir el horno durante el horneado.

    8 Tortilla de patata vegana sin huevo
    Getty Images

    INGREDIENTES:
    - 4 patatas
    - 1 cebolla
    - 50 gramos de harina de garbanzos
    - 60 gramos de harina de maíz
    - 20 mililitros de bebida vegetal de soja
    - 1 vaso y medio de agua
    - 1 cucharadita de ajo en polvo
    - 1 cucharadita de perejil picado
    - 1 cucharadita de levadura
    - 1 pizca de cúrcuma para dar color
    - sal y pimienta
    - aceite de oliva virgen extra

    1 Comienza pelando las patatas y cortándolas en rodajas muy finas. Calienta en una sartén antiadherente un poco de aceite y agrega las patatas. Ponlas a fuego medio y coloca una tapa en la sartén. Remueve de vez en cuando. Mientras tanto, pela una cebolla y córtala en juliana. Añádela junto a las patatas y sigue removiendo.
    2 Para preparar el 'no huevo':
    mezcla las harinas con la levadura, la bebida de soja, las especias, una pizca de sal y, por último, ve añadiendo el agua removiendo. Debe quedar textura de huevo batido, pero no muy líquido. Cuando las patatas estén blanditas, retíralas de la sartén quitando el exceso de aceite y agrégalas al 'no huevo'. Añade un poquito más de sal y un toque de pimienta y mezcla bien.
    3 Agrega ahora la mezcla a la sartén
    (no le pongas más aceite, debe tener lo mínimo). Para darle la vuelta ebes tener cuidado ya que la textura es más blandita que una tortilla de patatas tradicional.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo