Bases para una alimentación sostenible y saludable

Descubre cómo reducir el impacto en la naturaleza derivado de la producción y consumo de los alimentos con pequeños cambios de hábitos en tu día a día.

bodegón de verduras go green alimentación sostenible
Getty Images

Si entre tus propósitos de Año Nuevo está el de reforzar tu compromiso con el medio ambiente, una buena manera de conseguirlo es cambiando algunas de nuestras prácticas alimentarias, para que así nuestro consumo sea más sostenible y saludable.

PEQUEÑOS GESTOS, GRANDES CAMBIOS

En tu día a día evita el desperdicio de comida. Esto es un problema no solo por la comida, sino también por los recursos necesarios para su producción. También es recomendable reducir el consumo de alimentos de origen animal, ya que la producción ganadera es una de las principales emisoras de gases de efecto invernadero. Apuesta por los productos locales y de temporada, para favorecer la sostenibilidad de la tierra. En caso de querer productos que se producen lejos, apoya el comercio justo para ayudar al desarrollo social y económico de esos países.

¿Sabías que... ? 34 % de la pesca actual se hace más allá de la sostenibilidad biológica. La etiqueta azul MSC garantiza que las poblaciones de peces son productivas y prósperas y el impacto medioambiental es mínimo.

¿CÓMO REDUCIR EL DESPERDICIO?

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), un tercio de todos los alimentos producidos a nivel mundial se pierden o se desperdician. Aunque la mayor parte de esta pérdida es el resultado de las acciones de los proveedores en la cadena alimentaria, nosotros también podemos reducir esta cifra en casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 ¿CÓMO REDUCIR EL DESPERDICIO?
Getty Images

Compra lo que necesites, conserva adecuadamente los alimentos, ten en cuenta las fecha de caducidad y aprovecha la comida que sobre y elabora nuevos platos. Si tienes restos de pollo, haz una ensalada, agrégalos a una sopa o haz unas fajitas. Si lo que tienes es pescado, úsalo para croquetas o hamburguesas, y si quieres aprovechar las verduras, haz una quiche o tortilla.

Toma nota: 6 DELICIOSAS RECETAS CON LOS SOBRANTES DE LA NAVIDAD

2 Busca los sellos eco
Getty Images

Cuando hagas la compra, comprueba que en los alimentos de tu cesta no se han empleado elementos tan contaminantes como pesticidas o fertilizantes químicos. Algunos sellos que garantizan la sostenibilidad son:

Logotipo de la UE. Sirve para identificar los productos ecológicos certificados por una agencia u organismo de control autorizado. Al menos un 95% de los ingredientes son ecológicos.
Certificación UTZ. Asegura las buenas prácticas agrícolas y mejores oportunidades para los agricultores y el planeta. Se usa para el café, té o cacao.
Rainforest Alliance. Afirma que los productos provienen de explotaciones sustentables.

3 De temporada y proximidad
Getty Images

Siempre que puedas, compra alimentos que sean de temporada y que se produzcan en tu región, productos nacionales o de países cercanos. Además de garantizar la frescura de los mismos, disminuirás el impacto ambiental y fomentarás la economía local.

Mira más: ALIMENTOS DE TEMPORADA

4 SIN PLÁSTICOS
Getty Images

Cuando tengas la opción, acude a la tienda con tus bolsas o recipientes y compra al peso y sin embalajes.

Toma nota: PRODUCTOS ECOLÓGICOS PARA REDUCIR EL USO DE PLÁSTICO EN CASA

5 CARNE DE CALIDAD
Getty Images

Presta atención al origen de la carne que consumes. Elige aquella que proceda de producciones ganaderas extensivas, de pasto, ya que los animales limpian el campo, su cuidado repercute en la economía rural y la huella de carbono es menor al no utilizar los contaminantes piensos.

Más información: CREA NUEVOS PLATOS CON SOBRAS Y AHORRA DINERO

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de ECO