Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.
Barbacoa eléctrica Weber, perfecta para espacios urbanos
Weber

Tienes invitados en casa y lo de meterte en la cocina ¡con este calor! no es la opción más apetecible. ¿Has pensado en una barbacoa? No hay comida de verano que se precie, sin este socorrido método de preparación. No busques excusas, porque
en cualquier balcón, terraza o incluso en un interior, con la suficiente aireación, puedes ubicar una barbacoa eléctrica y disfrutar de estos suculentos platos a la brasa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Buena intendencia
Weber

Si es la primera vez que te enfrentas a una barbacoa, lo mejor es que elijas un modelo eléctrico (no tendrás problemas de carbón ni quejas de los vecinos) son de pequeño tamaño y se adaptan bien a un balcón o terraza sin comprometer demasiado el espacio disponible. Preferiblemente, busca una barbacoa con cuba de aluminio colado (pesa menos y la podrás cambiar de sitio a voluntad), con parrilla de acero fundido esmaltado, partes extraíbles (más fácil de limpiar) y, por supuesto, con tapa, que realza los sabores y evita salpicaduras.

Están pensadas para un público urbano, como tú, con poco tiempo y espacio, con las que solo tienes que enchufar, asar y listo. Una opción que puede encajar en tu terraza es la gama Pulse de Weber.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tecnología a tu servicio
Weber

Como era de esperar, la innovación también ha llegado a estos aparatos de cocina y ya puedes encontrar barbacoas inteligentes, que te ayudan a cocinar. Como la tecnología iGrill de la gama Pulse de Weber, que mediante una app envía una notificación a tu smartphone cuando la barbacoa alcanza la temperatura adecuada para cocinar o te manda una alerta cuando ha finalizado la cocción, para que todo esté a tu gusto. Como ves, controlar que las carnes gruesas no se quemen ni se queden sin hacer por dentro, no resultará un problema si tu barbacoa cuenta con los últimos avances en tecnología aplicada (las barbacoas Weber indican la temperatura en un display frontal para que sepas siempre si estás logrando la cocción perfecta).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Despierta la imaginación
Weber

Ahora ya solo te queda disfrutar de tu barbacoa. Pero no te limites a lo de siempre, puedes preparar a la brasa cualquier alimento que precise ser cocinado, tanto los de elaboración simple (unas mazorcas de maíz) como los más sofisticados (sí, un pollo asado, también). Sin olvidar las verduras, que resultan una opción muy sabrosa como aperitivo, como plato principal o como guarnición de carnes, pescados... Si preparas verduras troceadas, ásalas sobre papel de aluminio o en una bandeja específica, para que no se pierdan en la parrila.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un clásico en la barbacoa

Para empezar con buen pie, atrévete con una chuleta de cerdo (o un chuletón de ternera) acompañada de champiñones y patatas asadas (no precisa más de 20 minutos de atención).

Asa primero las patatas en gajos y los champiñones enteros, retira estos cuando estén dorados y deja las patatas, mientras se hace la carne. Pinta la chuleta con una pizca de aceite de oliva, pásala minuto y medio por cada lado y dale varias vueltas hasta que esté al punto que te gusta.

Sírvela con una lámina de queso por encima y con ensalada de brotes tiernos. Te quedará genial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Del mar a la parrilla
Getty Images

Las gambas, gambones, langostinos y otros frutos de nuestros mares son deliciosos a la brasa y se hacen en apenas unos minutos. Prepáralos en raciones de seis para que puedas atenderlos en la barbacoa como se merecen. Cuando cambien el color, ya puedes retirarlos de la parrilla. Añade la sal cuando estén en el plato y rocíalos con unas gotas de limón antes de servirlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Quesadillas a la barbacoa
Getty Images

Si cuentas con el tiempo suficiente, puedes preparar en casa la base de este típico plato mexicano (tortitas de trigo o de maíz), aunque en cualquier supermercado puedes encontrarlas ya formadas. Para el relleno necesitas: maíz, pimiento de diferentes colores cortado en dados, tomate, pollo en trocitos, cebolla picada y queso cheddar en lonchas y rallado. Llénalas al gusto como torta o con forma de empanadilla. Para cerrarlas, unta los bordes con una pizca de huevo batido.

Una vez preparadas, antes de ponerlas en la parrilla, pulveriza la torta con una bruma de agua. En tres minutos estarán listas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Costillar de cerdo
Getty Images

Muy fácil de preparar, incluso para quienes se acercan en pocas ocasiones a la cocina. Necesitas unos 250 g de carne por persona y contar con diferentes tipos de salsas para añadir a posteriori. Pinta la pieza de carne con una pizca de aceite de oliva para que en los primeros momentos, no se pegue a la parrilla. Cuando la carne vaya perdiendo su color original, añade finas hierbas aromáticas (romero, hinojo, albahaca...) y la sal.

Una opción muy sabrosa es añadir a la carne, a media cocción, una salsa a base de miel y limón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Brocheta de pollo al limón
Getty Images

Tan fácil como cortar la carne de pollo en trozos, montar la brocheta y ponerla en la barbacoa. Pero, para que te salga perfecta te contamos un par de trucos. Moja los palillos antes de pinchar el pollo, así evitas que se quemen con las brasas y se desliza mejor la carne. Intercala pollo y verdura (tipo pimiento, tomate, cebolla...), con el calor sueltan jugos y así no se reseca la carne. Da varias vueltas a los palillos y en la última, añade a la brocheta un chorrito de limón natural y la sal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dorada asada
Getty Images

Necesitas una dorada limpia, por persona. Prepara tomatitos cherry, cebolla y patatas cortadas en dados. Haz paquetes de papel de aluminio con las patatas y las verduras y otros con el pescado, por separado. A cada paquete de pescado, añade una pizca de vino blanco y limón. Ponlos en la barbacoa y en 10 minutos estarán listos para tomar.

Encontrarás más recetas, sencillas de realizar y muy sabrosas, en la app de Weber y en la Weber-ID

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar