Trucos para que los alimentos duren más

Seguro que más de una vez has tenido que tirar las fresas o los tomates porque se te habían estropeado. A partir de ahora, si sigues estos consejos, no te volverá a pasar. ¡Prometido!

image
Country Living
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Enjuaga las fresas con vinagre
Country Living

El destino es cruel; por eso las fresas son: a) Una de las frutas más caras y b) Las que antes se ponen mohosas. Para alargar su vida, lávalas con una parte de vinagre y 3 de agua antes de meterlas en el frigorífico. Esto eliminará las esporas del moho y la bacteria que las estropea. Eso sí, sécalas bien antes de guardarlas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 Ensalada en su punto
Country Living

Para mantenerla fresca durante más tiempo, introduce en la bolsa un tisú o servilleta de papel: absorberá el exceso de humedad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 Aguacate, a temperatura ambiente
Country Living

Deja que madure fuera de la nevera. Eso sí, una vez que esté listo (lo sabrás porque cede ligeramente a la presión), refrigéralo hasta que lo vayas a consumir. Una vez que lo hayas cortado, mantén el hueso y rocía con zumo de limón en la mitad que no vayas a usar. Te durará más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 El apio, en papel de aluminio
Country Living

Si lo mantienes en la bolsa del supermercado, no te durará más de una semana. Mejor, envuélvelo en papel de aluminio para asegurar su frescura durante más tiempo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 Lechuga como nueva
Country Living

Para que recupere su vigor cuando ya está un poco mustia, corta las hojas que vayas a consumir y mantenlas en agua helada de 5 a 30 minutos, según lo blandas que se encuentren. Voilà!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 Pon una manzana con las patatas
Country Living

Las manzanas producen un gas llamado etileno, que mantiene las patatas frescas y firmes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 Aísla las manzanas
Country Living

Producen un gas que acelera el deterioro de casi todas las frutas y verduras, salvo las patatas. Por eso, debes guardarlas en una bolsa en la nevera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 Pon las cebollas en medias
Country Living

Los panties que ya no utilices pueden convertirse en la perfecta bolsa de almacenaje para este tipo de bulbos. Mételos de uno en uno y sepáralos mediante un nudo. Después, colócalos en un lugar seco a salvo de la luz ¡y listo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 Las pasas, en un recipiente hermético
Country Living

De esta manera, evitarás que se sequen y se pongan correosas. Si esto ha sucedido, para que recuperen su jugosidad ponlas en agua caliente durante una o dos horas. ¡Funciona!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 Trata las hierbas como si fueran flores
Country Living

Lo mejor es ponerlas en un vaso con agua y, si tienes invitados, colócalas directamente en la mesa para que cada uno aderece su plato al gusto. ¡Más frescas, imposible!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 Los champiñones, en una bolsa de papel
Country Living

La humedad es uno de sus peores enemigos. Por eso, con este sistema se mantendrán secos y limpios. Si los guardas así durante mucho tiempo y se resecan, basta con que los pases por agua antes de consumirlos y volverán a hidratarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 No refrigeres los tomates
Country Living

Perderán sabor y jugosidad. Para mantener intactas sus propiedades, debes tenerlos fuera de la nevera. Lo mismo sucede con otras hortalizas, como las patatas o las cebollas, aunque éstas deben almacenarse en un lugar oscuro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo