Ideas para organizar una cena informal en el salón

Comer en el sofá puede ser todo un arte. Deja atrás los prejuicios, relájate y, sin estrés ni tensiones, degusta recetas sencillas que podrás disfrutar a solas o en compañía.

 

Fotos: Getty.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Es bueno para la salud!

Una postura adecuada, imprescindible.

Sentada en el sofá, debes mantener una posición erguida, sin encorvarte, para facilitar la digestión. Tambiés es muy importante masticar con calma.

Algo sencillo y rápido de preparar.

No te compliques y elige platos fáciles que no te exijan estar mucho tiempo en la cocina. Una rica
ensalada, verduras a la plancha, sándwiches o cremas serán lo mejor.

CON AMIGAS.

Para varios comensales, lo mejor son platos para compartir: prueba con crostinis variados, focaccias, tostas y crudités con humus.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una alternativa vegana

Aunque sigas una dieta estricta o tengas intolerancia a ciertos alimentos, no te pierdas el placer de comer desde el sofá. ¿Nuestra propuesta? Hamburguesas de garbanzos y batatas servidas con rúcula y salsa de cacahuete. ¡Mmm!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bocatas gourmet

Son la alternativa perfecta para una cena rápida. Como no solo de embutido viven los bocadillos, echa a volar tu imaginación y crea nuevas recetas combinando pollo con tomate, rúcula y queso; una baguette gratinada con jamón, champiñones y queso; guacamole y salmón...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Algo dulce

Para el toque final, prueba con batidos o smoothies de frutas naturales hechos en casa. Aprovecha los productos de temporada y triunfarás.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo