6 recetas sabrosas y ligeras

Si vas a organizar una comida al aire libre, sorprende a tus invitados con menús ligeros, sencillos y saludables a base de ensaladas, aperitivos y helados caseros muy naturales.

image
1 de 6
Sangría de frutos rojos

Da la bienvenida a tus amigos con una sangría casera fresquita.

PREPARACIÓN:

1. En una jarra grande, vierte una botella de vino tinto y 200 gr de frutos rojos sin descongelar.

2. Deja reposar a temperatura ambiente unos 30 minutos.

3. Añade a la mezcla un limón cortado en rodajas y 1 dl de licor de fresas. Echa una cucharada de azúcar, unas hojitas de hierbabuena y unos hielos. Remueve bien y sirve fría.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Tartar de atún con piña

INGREDIENTES

• 1 aguacate

• 1 piña

• 1 cucharadita de salsa de soja

• 2 yemas de huevo

• Alga wakame

• Tabasco

• 1 lima

• 500 gr de atún fresco

PREPARACIÓN:

1. Pica con el cuchillo el atún fresco. Mézclalo en un bol con las yemas de huevo, la soja y unas gotas de tabasco. Deja macerar durante unos cinco minutos en la nevera. Limpia la piña.

2. Pica una parte con el cuchillo y el resto, resérvalo.

3. Haz un puré con el aguacate, la piña reservada y la ralladura de la lima.

4. Con la ayuda de un aro de emplatar monta el tartar: coloca primero una base del puré de aguacate y encima el atún.

Decora con piña picada y alga wakame ya cocida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Pipirrana con salmorejo

1. Corta en trozos pequeños 50 gramos de pimiento verde, un pimiento rojo y otro amarillo, 8 ajetes, una cebolla, 50 gramos de aceitunas verdes, 2 pepinos, un aguacate, 2 tomates y 100 gramos  de pimientos de piquillo.

2. Mezcla los ingredientes, salpimenta y añade una cucharadita de albahaca, hierbabuena, comino molido y perejil. Reserva en la nevera.

3. Pon en un bol la base de salmorejo, arroz negro cocido, la pipirrana, láminas de tofu, hojas de lombarda y brotes de alfalfa. Decora con tortitas de trigo y tomates cherry.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Tartaletas de aceitunas negras y boquerones

INGREDIENTES

• Una lámina de hojaldre congelado

• 2 tomates

• 150 gr de aceitunas negras sin hueso

• Medio ajo

• 3 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)

• 12 boquerones en vinagre

• Perejil

PREPARACIÓN:

1. Precalienta el horno a 180 ºC. Extiende la masa de hojaldre y forra con ella cuatro moldes individuales. Lava, seca y corta los tomates en rodajas de 1 cm de grosor.

2. Ponlas dentro de las tartaletas y mételas en el horno durante 10 minutos. Sácalas, déjalas templar y desmóldalas. Pon en el vaso de la batidora 100 gr de aceitunas negras sin hueso, medio ajo pelado y tres cucharadas de aceite de oliva.

3. Tritura con la batidora y reserva. Reparte la pasta de aceitunas en las tartaletas y termina poniendo los boquerones en vinagre sobre cada una de ellas. Espolvorea con perejil picado. Adorna cada tartaleta con una ramita de perejil.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Ensalada de melón, rúcula y queso feta

INGREDIENTES:

• 500 gr de melón verde

• 150 gr de rúcula

• 150 gr de moras

• 150 gr de queso feta

• Aceite AOVE (aceite  de oliva virgen extra)

• Vinagre de Módena

• Pimienta negra

• Sal   

PREPARACIÓN:

1. Pela y corta un melón verde en dados. Lava y seca bien las moras. Desmenuza el queso feta en trozos grandes.

2. Lava y escurre la rúcula. Pon en un bol cuatro cucharadas de aceite de oliva y una de vinagre balsámico de Módena. Añade un poco de sal y bate.

3. Monta la ensalada poniendo primero la rúcula y luego el melón, el queso y las moras. Aliña con la vinagreta y espolvorea por encima un poco de pimienta negra recién molida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Helado de té casero

INGREDIENTES:

• 400 ml de leche

• 100 gr de té negro

• 3 yemas de huevo

• 200 gr de nata

• 100 gr de miel

• 150 ml de crema de leche

PREPARACIÓN:

1. Pon la leche en una cazuela y caliéntala hasta que hierva. Añade el té negro y deja que infusione de 3 a 5 minutos.

2. En un bol, bate con un tenedor las yemas de huevo con la miel. Vierte en un cuenco la mitad de la leche y añade la mezcla de yemas. Cocina al baño María, removiendo hasta que esta mezcla espese.

3. Mezcla con la crema, añade el resto de la leche y remueve. Incorpora todo en un molde grande e introdúcelo en el congelador durante unas horas.
Cuando casi esté congelado, sácalo, remuévelo bien y vuelve a congelar.

4. Repite esta operación tres veces. Puedes utilizar este helado para aportar un toque fresco a tus tartas de frutas o dar un punto de sabor a las macedonias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo