¡Fiesta en el jardín! Un menú fresco y colorido

¿Vas a organizar una celebración al aire libre? Apuesta por platos frescos y desenfadados en los que no falten ensaladas, cocas y helados.

image
1 de 5
Cóctel de bienvenida

La licuadora será tu gran aliada para realizar refrescantes combinados a base de frutas muy refrescantes, con ligeros toques de ron o cava.
Opta por limonada o suave sangría de cava. Para ésta última, mezcla una naranja, un melocotón, media manzana y un limón con cava, granadina y zumo de naranja. Licúalo y sírvelo en copas bien frío.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Tomates aliñados

Ingredientes:

• 4 tomates grandes y maduros

• 2 dientes de ajo

• Aceite de oliva virgen extra

• 3 cucharadas de perejil fresco

• 2 cucharadas de orégano fresco

• 2 cucharadas de tomillo fresco

• Pimienta negra molida

• Vinagre balsámico de Módena

• Sal gorda
 
Preparación:
1. En un mortero, pica los dientes de ajo junto con las hierbas aromáticas y la pimienta negra. Machaca bien hasta que se mezclen todos los ingredientes. Añade el aceite y el vinagre al gusto, y remueve. Tapa con film transparente y enfríalo en la nevera durante un par de horas.

2. Coge los tomates y córtalos en gajos (si lo deseas, puedes quitarles la piel antes). Coloca los gajos en una ensaladera. Saca el aliño de la nevera y riega con él los tomates evitando que queden demasiado aceitosos. Espolvorea con un poco de sal gorda al gusto y sirve inmediatamente.

3. Vierte el resto del aliño en un bol y llévalo a la mesa por si algún comensal desea añadirse más. Rápido de hacer, este plato resulta muy refrescante para el verano y admite numerosas variedades a la hora de enriquecer el aliño. Te damos algunas ideas por si deseas ponerlas en práctica. Juega con salsas como miel, tabasco o mostaza, utiliza toppings como semillas de chía, beicon tostado o picatostes para adornar los platos, y añade otros ingredientes como atún o mozzarella. Los gourmets agradecerán unos medallones de queso de cabra y nueces.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Crudités con hummus

Ingredientes:

• Verduras crudas, a elegir (zanahorias, rabanitos, endivias, pimientos, judías...)

• 500 gr de garbanzos cocidos

• 3 cucharadas soperas de tahín para las que necesitarás 50 gr de sésamo tostado, 50-75 ml de agua y sal.

• Zumo de un limón

• 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra

• Una pizca de comino molido

• 2 dientes de ajo

• Sal y pimienta

• Una ramita de perejil fresco y  picado para decorar

Preparación:
1. Primero realiza la pasta de tahín mezclando el sésamo tostado, un poco de agua y una pizca de sal. Tritura hasta conseguir una pasta espesa. Si ves que te ha salido demasiado densa, puedes añadir un poquito más de agua. Resérvala. Para hacer el hummus, echa en un bol los garbanzos, el aceite de oliva, los ajos picados y el zumo de limón. Tritura hasta obtener una masa espesa y sin grumos.

2. Incorpora el comino, sal, pimienta y, por último, el tahín.Vuelve a triturar hasta que todos los ingredientes queden perfectamente ligados. Deja enfriar la pasta en el frigorífico mientras preparas las crudités. Para ello, límpialas antes con agua, pela las zanahorias y córtalas en forma de bastones al igual que los pimientos.

3. Colócalos en un plato llano junto al resto de verduras, que podrás servir cortadas o enteras. Saca el hummus frío, vierte por encima un chorrito de aceite de oliva y decora con perejil picado. Lleva todo a la mesa y acompáñalo con pan de pita tostado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Cocas de verdura

Ingredientes:

Para la masa:
• 150 ml de agua

• 125 ml de aceite de oliva

• 1 yema de huevo

• 200 gr de harina

• 1 cucharadita de azúcar

• 1cucharadita de sal

Para el relleno:

• 500 gr de tomates rojos

• 500 gr de cebollas

• 250 gr de pimiento rojo

• 250 gr de pimiento verde

• 250 gr de remolacha

• Aceite de oliva para macerar

• Sal y pimienta

Preparación:

1. Corta las verduras en rodajas finas y ponlas en un bol grande. Añade sal abundante, pimienta negra y aceite de oliva al gusto. Remueve bien para que se integren todos los ingredientes y déjalos macerar durante 90 minutos.

2. Para hacer la masa de la coca, pon en un bol la yema del huevo, el agua, el aceite de oliva, la sal y el azúcar. Remueve con una espátula para que se mezclen bien todos los ingredientes. Añade, poco a poco, la harina tamizada y mezcla hasta conseguir una masa que se suelte del bol. Acaba de amasar a mano y tapa el recipiente con un paño de cocina. Deja reposar la masa unos 90 minutos. Una vez reposada, extiende la masa muy fina en una bandeja de horno hasta cubrir el recipiente. Con la ayuda de un cuchillo, realiza pequeñas marcas en los bordes.

3. Escurre bien las verduras, ya que habrán soltado agua, y distribúyelas por la masa procurando llegar bien a todos los bordes. Precalienta el horno a 140 ºC e introduce la coca en el horno para que se vayan cociendo despacio las verduras durante 90 minutos. Pasado este tiempo, sube el horno a 180 ºC y termina de cocerla durante 30 minutos más aproximadamente.

4. La coca debe de quedar en su punto, bien cocida por arriba y por abajo. Déjala enfriar, córtala en porciones y llévala a la mesa para que los comensales se sirvan la cantidad que quieran.

Truco: Las cocas admiten cualquier tipo de verdura, puedes hacerla de calabacín y berenjena siguiendo los mismos pasos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Helados caseros

Ingredientes:

De miel:
• 1 l de leche

• 300 gr de miel

• 8 yemas de huevo

• 200 gr de nata

• 2 hojas de gelatina

• Agua

De frambuesa:
• 3 huevos

• 125 gr de azúcar

• 2 vasitos de nata para montar

• 1 vasito y medio de mermelada de frambuesas

• 6 frambuesas frescas y agua

Preparación:

Para el helado de miel:

1. En un cuenco con agua fría, deja en remojo las hojas de gelatina. Pon a hervir la leche en una cazuela (no toda, reserva un poco para después), añade la miel y mezcla hasta que se disuelva. Pon las yemas de huevo en un bol, añade la leche reservada anteriormente y mezcla bien hasta que quede una pasta homogénea.

2. Vierte un poco de la leche caliente aromatizada con la miel y sigue mezclando. Pasa el contenido del bol a la cazuela y deja cocer unos 5 minutos. Retira la cazuela del fuego, incorpora las hojas de gelatina remojadas en agua y mezcla. Deja enfriar.

3. Añade la nata montada y bate hasta que quede integrada. Vierte la mezcla en moldes individuales e introdúcelos en el congelador durante dos horas. Reparte dos bolas en cada tarrina y sírvelas.

Para el helado de frambuesa:

1. Casca los huevos y separa las claras de las yemas. Bate estas últimas con 100 gr de azúcar y resérvalas. Calienta en un cazo la mermelada de frambuesas con dos cucharadas de agua hasta que la mezcla quede líquida. Pásala por el tamiz y déjala enfriar.

2. Añádele ahora la crema de las yemas batidas y remueve. Bate la nata con el resto del azúcar y cuando veas que sube un poco, incorpórala a la crema anterior. Añade las frambuesas lavadas y enteras, remueve, rellena los moldes individuales e introdúcelos en el congelador durante dos horas. Sirve las bolas en tarrinas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo