20 polos caseros increíblemente refrescantes

Prueba estas recetas fáciles y deliciosas con las que, además, conocerás más sobre la historia de estos refrescantes helados.

image

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Polos de hielo de arco iris
Country Living US

Prueba el arco iris con estos polos de colores frutales. 

La receta, aquí. 

Polos de fruta y yogur

Súper rápido y fácil, estos estallidos de sabor caseros son una alternativa saludable a los helados del supermercado. 

La receta, aquí

Polos de desayuno de fresa y granola

¿Quién dijo que no se podía desayunar un polo en el desayuno? 

La receta, aquí. 

Polos de frambuesa y mantequilla

Hazlos más ligeros sustituyendo la mantequilla por yogur natural sin grasa y restarás 7 gramos de grasa y 41 calorías por porción. 

La receta, aquí

Polos de mora y rosa

Esta deliciosa receta de golosina congelada lleva moras estacionales y es una de las favoritas de los habitantes de Nueva York. Puedes añadir cereza y uva. 

La receta, aquí. 

Polos de kiwi

Esta receta que hace la boca agua es una de las mejores para terminar con el calor del verano. Además, su sabor abrutado es perfecto también para los niños. 

La receta, aquí. 

Polos de smoothie de ciruela

Estos helados prometen toda la frescura de la ciruela y congelada, es un auténtico estallido de frescor. ¿Qué más se puede pedir? También puedes utilizar una pajita y beberte la mezcla. Es un gran smoothie. 

La receta, aquí. 

Polos de smoothie de naranja y plátano

Puedes hacerlo machacando las frutas -con lo que multiplicarás el sabor- o utilizando los concentrados de jugo de naranja del supermercado. 

La receta, aquí. 

Polos de confeti

Bajo esa capa de confeti hay sorpresa: ¡un palo de caramelo en miniatura en el centro del polo!

La receta, aquí. 

Polos de melocotón y fresa

Una golosina congelada ideal para tenerlo en el congelador. Cuando selecciones las frutas, selecciona siempre las que tengan mejor color, textura y fragancia. Por ejemplo, un melocotón no debe tener trazas verdes. 

La receta, aquí. 

Polos frutales

Estos postres helados se pueden hacer con sandía, melón o piña. ¡Riquísimos! 

La receta, aquí. 

Historia del polo

Los polos tienen más de un siglo de historia. Sigue leyendo para saber quién los inventó (por accidente, nada menos) y cómo han cambiado en los últimos 100 años. 

Puedes leer más sobre la historia aquí. 

Mini polos de yogur helado

Este postre congelado es rápido y fácil de hacer. Se pueden hacer en pequeños vasos y no necesitas ningún material especial para ello. 

La receta, aquí. 

Polos de sandía

¿Has visto alguna vez un helado más bonito? Utiliza kiwi y leche de coco para hacer la corteza y la sandía y trocitos de chocolate para hacer el resto. 

La receta, aquí. 

Polos de arándanos

Da la bienvenida a tu nueva golosina favorita de verano. 

La receta, aquí

Polos de pastel

¿Cómo vamos a decirle que no a un pastel? 

La receta, aquí

Polos dulces de dos ingredientes

Leche de almendras + Nutella = este polo dulce y fácil. 

La receta, aquí.

Polos de piña, plátano y naranja

Este pequeño polo está repleto de fruta: piña, naranja y plátano. 

La receta, aquí. 

Polos de yogur y fruta

Toma tu ración de postre en forma de polo congelado. 

La receta, aquí. 

Polos de hibisco y menta

Los pétalos de hibisco aportan elegancia a estos deliciosos postres.

La receta, aquí. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo