Delicias de picoteo

El verano invita a descubrir bocados ligeros, divertidos y refrescantes; como estas delicias, informales tanto en su elaboración, como en su presentación.

image
1 de 12
Gazpacho de sandía

¡Súper refrescante! En un bol, corta un pimiento verde y uno rojo, un pepino, un diente de ajo, una cebolleta, 800 gr de sandía troceada y
100 gr de fresas. Bátelo. Añade una lata de bonito escurrida, 60 gr de pistachos pelados, una cucharada de aceite de oliva, vinagre y sal. Sirve la crema fría con unas hojas de menta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Fresas con nachos

Corta en trocitos pequeños las fresas, el kiwi y el pepino. Pica la cebolleta y el cilantro. Mezcla en un bol todos estos ingredientes y remueve con cuidado. Mezcla el zumo de limón, el vinagre y la sal. Añade el dip de fresas y deja macerar un par de horas en la nevera. Presenta el aperitivo con nachos y deja que cada comensal se sirva la cantidad de fresas a su gusto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Salmorejo de esparragos

Ideal para un día de picnic, esta crema fría es fuente de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Pon en un bol 300 gr de espárragos, 3 cucharadas de mayonesa y dos de mostaza de Dijón. Salpimenta y tritura hasta tener una crema fina. Añade un yogur natural, dos cucharadas de aceite de oliva y parte del caldo de los espárragos. Bátelo bien, cuélalo y déjalo enfriar. Para un aperitivo de lujo, presenta este delicioso salmorejo en vasos
o en botellitas individuales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Germinados al vapor

Pon las semillas en un tarro de cristal grande y cúbrelas con agua fresca (más del doble de su volumen). Tras 6 horas, escúrrelas y enjuágalas varias veces con agua fresca. Pon las semillas en el recipiente donde vayan a germinar y tápalo con una gasa para que se ventile. Coloca el tarro tumbado en un lugar fresco con claridad, pero sin luz directa. Humedece las semillas con agua 2 o 3 veces al día. Tras 4 días, los brotes estarán listos. Cocínalos al vapor brevemente antes de incorporarlos a la receta. Para parar la cocción y que no pierdan color, introdúcelos en un recipiente con agua helada. Sécalos con papel de cocina. Ya escurridos y secos, podrás conservarlos en la nevera durante casi una semana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Peso de salvia y nuez

Si te apasiona la comida italiana, esta receta te va a encantar. Es una variedad del pesto tradicional ya que, en lugar de albahaca, se utiliza salvia. Lava y seca 3 puñados de hojas de salvia. Mezcla éstas con 50 gr de nueces peladas, 2 dientes de ajo, 2 tazas de queso parmesano rallado, 1/2 taza de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal. Bate todos los ingredientes hasta formar una salsa cremosa. Sirve el pesto de salvia acompañado de unos crudités o sobre unas patatitas asadas cocinadas al vapor. ¡Delicioso! Si te sobra, guarda la salsa en un frasco de cristal o congélala en un recipiente de plástico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Pan de ajo

Es el compañero perfecto para todo tipo de aperitivos. Corta rebanadas de pan crujiente de 2 cm. En un bol, añade 50 gr de mantequilla, 3 dientes de ajo picados, un poquito de pimienta negra, 1/2 cucharadita de ralladura de limón y una cucharadita de aceite de oliva. Remueve todo. Calienta el horno a 180º C e introduce en una bandeja las rebanadas untadas con esta mezcla. Hornea durante 15 minutos y, antes de servirlas a
la mesa, espolvorea con orégano o perejil.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Ensalada marina

Lava la lechuga y los tomates. Corta todas las verduras en trocitos. En un vaso de cristal o un bol, dispón tanto las verduras de tierra como de mar, superpuestas en varias capas. Elabora una vinagreta con la sal, el vinagre  y el aceite. Cuando la salsa esté bien emulsionada, aliña las verduras, justo en el momento de comer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Minigelatinas de sandía

¿Sabías que el agar agar es un poderoso gelificante de origen vegetal? Prueba a hacer este postre y te convencerá. En un cazo con agua, remueve agar agar hasta que se disuelva. Coloca el cazo en el fuego y llévalo a ebullición. Deja hervir durante 5 minutos removiendo con una cuchara de madera. Trocea la sandía y tritúrala en la batidora hasta obtener un puré. Añade el agar agar y mezcla bien. Vierte el puré en cubiteras con formas divertidas y déjalo en la nevera 2 horas. Desmóldalo y sírvelo en plato o en copa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Langostinos al whisky

Un entrante a la altura de cualquier celebración: sala 1 kg de langostinos y colócalos en una sartén o en una cazuela de barro. Pica 3 dientes de ajo y añade a los langostinos, junto con una cucharadita de pimentón dulce. Agrega aceite de oliva virgen extra, mezcla todo y deja macerar 2 horas. Pon el recipiente a fuego fuerte y remueve durante 2 min., hasta que se doren por fuera. Añade un vasito de whisky y 200 ml de nata líquida. Deja cocer otros 5 min. Retira del fuego y salpimenta al gusto. Sírvelos en brocheta acompañados de arroz blanco cocido y espolvorea con pimentón o perejil picado para darles sabor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Tabla de cortar costumizada

Si quieres darle una nueva vida a los utensilios cotidianos, fíjate bien. Hemos customizado una sencilla tabla de cortar transfiriendo a la madera una foto muy culinaria. Ha quedado tan bonita que se puede utilizar como bandeja. Y lo que ayer lucía como florero, se ha convertido en una graciosa aceitera sin perder encanto. Tabla de cortar de bambú Aptitlig (4,99 €) y florero de vidrio, Vårnind (9,99 €); ambos son de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Fuente de madera de bambú

Aporta a la mesa tu toque personal con sencillos DIY semejantes a este: hazte con dos cuencos de diferentes tamaños y pégalos por su base, de tal forma que el pequeño quede de peana. Pinta el exterior de ambos hasta la mitad de colores alegres y refrescantes. Utilízalos para servir ensaladas, como fruteros o centros de mesa. Fuentes de madera de bambú Blanda Matt (4,99 €/12 cm y 19,99 €/28 cm), todo de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Pimientos decorativos

Crudos o asados los pimientos están riquísimos, pero mira qué juego dan también en la mesa a modo de floreros. Solo tienes que cortar su parte superior, limpiar las pepitas, echarles un poquito de agua e introducir florecillas silvestres. ¡Verás cómo lucen! Camino de mesa cien por cien de algodón con diseño en verde oscuro; es el modelo Judit, de Ikea (3,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo